Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

"Me parece de todo punto inconcebible que los consejeros que aprobaron esas tarjetas les dieran una utilización distinta"

El expresidente de Caja Madrid, Jaime Terceiro, testifica en el juicio por las tarjetas black para explicar cómo surgieron las tarjetas para gastos de representación de los consejeros en 1988

Jaime Terceiro ante los 65 acusados en el juicio de las tarjetas opacas /

El hombre que en 1996 entregó las llaves de Caja Madrid a Miguel Blesa comparece como testigo en la Audiencia Nacional para explicar el origen de las tarjetas, y lo hace para contradecir la versión de los imputados: Jaime Terceiro ha asegurado que eran para "los gastos típicos en los que incurría un consejero en su funcion de consejero, limitado estrictamente a esa función".

Terceiro ha sido contundente ante los imputados que han asegurado que un sistema de retribución a través de tarjetas de crédito era lo común en el sistema bancario español: "En Caja Madrid no había y no la podía haber, es simple y llanamente inconcebible", ha dicho. El expresidente de Caja Madrid ha cargado contra algunos de los acusados asegurando que esa afirmación "me parece preocupante" y asegurando que el fallecido Ángel Montero, entonces secretario de la caja, "les recordaba la prudencia necesaria" a la hora de utilizar las tarjetas, y no les daba barra libre como han afirmado varios.

Terceiro ha destacado que muchos consejeros que se sientan en el banquillo estuvieron presentes en el consejo de administración de la caja que en mayo de 1988 dio origen a las tarjetas, y que por tanto tenían que saber que no eran para gastos personales: "Ellos estaban allí. Me parece de todo punto inconcebible que los consejeros que aprobaron esas tarjetas les dieran una utilización distinta", ha dicho. Ha añadido más tarde que "esas actas si dejan algo meridianamente claro, si uno no tiene el propósito de retorcer, es que las tarjetas son para gastos de representacion y para hacer frente a los gastos en los que se incurren en la fuinción de consejero".

Ha explicado también que la idea de una tarjeta para gastos de representación nació en 1988 para "modernizar" el sistema previo de financiar los gastos relacionados con su actividad, basado hasta entonces en la presentación de facturas. Terceiro ha utilizado expresiones contundentes para contradecir la versión de muchos imputados: de "afirmación engañosa" ha calificado la declaración de algunos que han asegurado tener el código PIN de la tarjeta, asegurando incluso que "lo que no coincida con lo que estoy diciendo es rotundamente falso", afirmación que ha provocado las risas de los imputados y sus letrados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?