Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un italiano vino a vernos

La federación española de baloncesto ha logrado retener a Sergio Scariolo como seleccionador nacional

Sergio Scariolo, con Sergio Rodríguez en los Juegos de Río 2016. / ()

El italiano se va a convertir, si cumple su contrato hasta 2020, en uno de los más longevos al frente del banquillo español. Un recorrido con una duración de lo más merecida.

En un mundo, este del deporte, que devora entrenadores como yo partidos de basket, es toda una noticia que uno dure tanto en un banquillo de la exigencia que tiene nuestra selección. Con Scariolo, España acumula 3 títulos europeos y 2 medallas olímpicas como grandes méritos, siendo una buena actuación en el Mundobasket lo único que se le resiste al entrenador alpino.

Los haters de Scariolo saldrán a decir que con los mimbres que tiene Sergio como para no hacer un buen cesto. Y en parte están en lo cierto. Pero también es verdad que otros seleccionadores tuvieron esos mimbres y en vez de un cesto hicieron una sartén. Y a sartenazos casi salieron del combinado nacional.

Scariolo ha tenido la virtud de conjuntar un grupo de jugadores inmenso. Y de regularlos. Y de convencernos de que un mal inicio lleva aparejado siempre un final festivo. La prensa ya nos cortamos bastante a la hora de criticar duro a la selección si comienza un campeonato mal. La táctica Scariolo viene a ser lo de no me gustan los equipos con buenos principios… sino más bien con buenos finales. Y finales felices hemos tenido ya unos cuantos.

Ahora el reto es el del circo. Es el más difícil todavía. Con el fin de la generación dorada del basket español, Scariolo se va a poner a que los Hernángomez sean dignos sucesores de los Gasol. A que sin Navarro, Reyes o Calderón el relevo este capacitado para mantenernos en la élite. No tenía ninguna necesidad. Podría haberse cogido la puerta y decirnos adiós con un palmarés cargado de medallas pero está claro que prefiere tener un final de cine.

Y es que si de cine hablamos, podriamos parafrasear la película de Bayona que tanto triunfa ahora en las pantallas y que viene al caso… para nuestra selección ha sido muy importante que en su día “un italiano venga a verme”… cierto que además contó con unos monstruos en la cancha pero hay que tener alguna virtud para que los monstruos no nos hayan pegado, con él en el banquillo, ni un solo susto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?