Jueves, 05 de Agosto de 2021

Otras localidades

El francés no para de crecer

Griezmannía

El francés del Atlético es mucho más que el gol, un jugador total

Griezmann es mucho más que el gol

Griezmann es mucho más que el gol / SERGIO PEREZ (REUTERS)

Cuando los técnicos de las divisiones inferiores del Olympique de Lyon rechazaron a aquel chavalín enclenque que hizo una prueba entre chicos que le sacaban una cabeza no podían saber que estaban dejando escapara a una futura figura del fútbol francés. ¡Qué digo francés!, del fútbol mundial.

Antoine Griezmann, “Monsieur Antoine”, tiene ya perfume de estrella. A sus 25 años está en plena madurez, después de haber crecido exponencialmente a las órdenes del Cholo. Cuando llegó al Atlético era todavía un futbolista irregular, con una calidad contrastada, con destellos impresionantes, pero sin tener todavía un peso tremendo en el juego de su equipo. Simeone le dio barniz en el banquillo, le endureció la piel y le impuso una exigencia extra cada vez que salía a jugar. No bastaba con tres destellos, había que currar, ser solidario con el colectivo y hacer que su calidad contribuyera a mejorar todo el equipo. Griezmann dio un salto en autoconfianza y en personalidad. Se convirtió en un jugador más completo y más seguro de sí mismo. Ahora, sabiéndose importante, no solo disfruta con el gol sino que lo hace también asistiendo a los compañeros, dirigiendo el juego de ataque, ayudando a sacar el balón… Es mucho más.

Merece la pena fijarse en el fijarse en el francés cuando no tiene la pelota. En todo momento en tensión, leyendo los desmarques que puede tirar, los apoyos que puede dar y las ayudas que tiene que hacer, pegándose las carreras para presionar que Simeone le exige y agradece desde la banda. Su inteligencia es un desahogo tremendo para el sistema del Atleti, para convertir una posición defensiva en una posibilidad de ataque. Griezmann se coloca y se ofrece en el momento justo para transformar al Atleti en depredador.

Y cuando toca la pelota… ¡magia! Con esa carrera saltarina que tiene, el balón pegado al exterior de su pie izquierdo, enseñándolo un momento para esconderlo al siguiente, o para pegar el pase justo y preciso al espacio. Pensando las jugadas antes que nadie, planeando en décimas de segundo por dónde llevar el ataque, acelerando entre los desprevenidos defensas. Luego, en el área, más calidad en su repertorio de remates: ahora la pica, otras la ajusta, unas veces suave, otras la rompe. Y, además de para pensar e imaginar, rematando de cabeza no va nada mal. Es un lujo de futbolista, de los que compensan de largo pagar una entrada para verle en directo.

Me da igual que gane o no el Balón de Oro. Lo merece.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?