Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Cuando la lavadora funciona con la batería del coche

  • En Dinamarca, los dueños de un vehículo eléctrico puedan revender la energía a la red general y beneficiarse de las diferencias en el precio del kilowatio hora
  • La batería se puede usar también como pila doméstica y ahorrar así en la factura de la luz

Vista del interior de un vehículo eléctrico Nissan Leaf. /

Ya existe tecnología, y está homologada en la Unión Europea, para que los dueños de un coche eléctrico puedan revender la energía sobrante de la batería a la red general.

Esa posibilidad está ya al alcance de los ciudadanos en Dinamarca. La fórmula habitual para aprovechar esta posibilidad consiste en recargar la batería del coche por la noche, con el precio del killowatio hora muy bajo. El vehículo se utiliza durante el día para los desplazamientos necesarios. De vuelta a casa —al atardecer, por ejemplo se conecta la batería del vehículo a la red eléctrica para venderle la energía sobrante. A esa hora es bastante más cara. El beneficio para el usuario está en la diferencia de precio del kilowatio hora entre el momento de recarga y el de reversión a la red.

Marco Toro, consejero director general de Nissan en España, la empresa que tiene la tecnología, ha hecho el cálculo del beneficio potencial: "En Dinamarca un cliente que pone a disposición de la red la energía de la batería puede llegar a cobrar 1.500 euros al año".

La compañía está intentando hacer lo mismo en España con la misma tecnología, ya homologada. Toro explica que está en trámites con el Gobierno: "Este tema lo hemos puesto sobre la mesa pero todavía no hemos avanzado con la rapidez que nos gustaría".

Preguntado sobre esta posibilidad, el Ministerio de Energía no ha proporcionado ninguna respuesta por el momento.

Jorge Morales, de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, lo ve prácticamente irrealizable actualmente: "Eso no está previsto. Y como no está previsto, se entiende que está prohibido. Y lo que hay son un montón de restricciones burocráticas para dificultarlo".

El coche eléctrico como batería doméstica

Otra cosa sería usar la batería del coche para el consumo doméstico en las horas de precio más alto del kilowatio hora. Expertos consultados por la Cadena SER consideran que la batería del vehículo eléctrico puede ser utilizada también como pila doméstica de almacenamiento, del mismo modo que algunos usuarios tienen baterías externas como respaldo para sus ordenadores ante el riesgo de que se vaya la luz, —los conocidos como SAI, sistema de alimentación ininterrumpida.

Para Jorge Morales, "esto sería una cosa un poquito más grande, pero en el fondo es el mismo principio de funcionamiento y a nadie se le impide tener un SAI en casa". "Entiendo que esta gestión digamos interna, dentro de casa, de la energía es perfectamente factible", añade. Este experto incluso calcula que esta práctica puede suponer un ahorro para el usuario de unos 150 euros al año.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?