Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

La crisis de New Balance: de calzado de moda a "marca oficial" de los neonazis

Tras felicitar a Donald Trump por su victoria en las elecciones presidenciales por su intención de fomentar la manufactura en el país, la marca se enfrenta a una grave crisis de marca

Muchas han sido las personas que han optado por quemar zapatillas. /

Durante los últimos años, la marca estadounidense New Balance ha ido ganándole terreno a otras marcas como Adidas o Nike en el ámbito deportivo. Gran culpa de ello la tiene su calzado que, a día de hoy, sigue siendo uno de los más vendidos del mundo.

La marca ha ido extendiéndose por todo el mundo, llegando a patrocinar a equipos de fútbol de gran calibre como el Liverpool, con quien tiene un contrato de 423 millones de euros por seis temporadas, el Sevilla o el Oporto.

La característica zapatilla con la letra 'N' en el lateral lleva siendo, desde hace ya varios años, el calzado de moda y ahora vuelve a ser noticia puesto que se ha convertido en el producto predilecto de los neonazis y en un símbolo de apoyo a Donald Trump.

El apoyo de New Balance al presidente Trump

Tras la victoria del candidato republicano Donald Trump, la periodista de The Wall Street Journal, Sara Germano, compartió, a través de Twitter, la reacción de las compañías respecto a la victoria de Trump.

Una de los empresarios que reaccionó a los resultados electorales fue el vicepresidente de asuntos públicos de New Balance, Matt LeBretton, quien aseguró que la Administración de Obama les hizo "oídos sordos". Por esa misma razón, New Balance felicitó a Trump puesto que gracias a él, "las cosas van a avanzar en la dirección correcta".

Este gesto no ha sentado bien a parte de la población estadounidense debido la ideología de Trump, lo que ha provocado que muchas hayan sido las personas que han tirado las zapatillas de la marca New Balance a la basura e incluso han grabado vídeos quemando el calzado para subirlo posteriormente a las redes sociales.

Esta protesta social ha provocado que la compañía haya tenido que emitir varios comunicados en los que ha expresado que se ha sacado de contexto su felicitación y que, realmente, tan solo felicitó a Trump ante una posible no aprobación del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP).

De la marca de apoyo a Trump a "zapatillas oficiales" de los neonazis

Tras los hechos acaecidos, el sector más radical de los votantes de Donald Trump, los neonazis, han decidido apoyar a la marca llegándola a considerar como "el zapato oficial" de la gente de raza blanca.

El diario de ideología neonazi DailyStormer, en una entrada publicada el pasado 12 de noviembre, que las zapatillas de New Balance se habían convertido en el calzado oficial para la gente de raza blanca.

Según este diario, dirigido por Andrew Anglin, quien anteriormente dirigía la página Total Fascism, New Balance ha hecho un gesto "para apoyar a los blancos y apoyar a la manufactura estadounidense". Es por ello que DailyStormer ha asegurado que hay que comprar zapatillas New Balance porque han apoyado públicamente a Trump y defienden la fabricación en Estados Unidos.

El redactor de la noticia Andrew Anglin asegura, al final del post, que puede ver un futuro en el que las New Balance se conviertan en el calzado oficial de la gente de raza blanca.

Ante esta publicación, New Balance ha publicado un nuevo comunicado en el que asegura estar en contra de lo expresado por el diario: "New Balance no tolera el fanatismo o el odio de ninguna forma. A uno de nuestros directivos se le pidió recientemente que comentara sobre una política comercial que se tomó fuera de contexto. Como una empresa de 110 años con cinco fábricas en Estados Unidos y miles de empleados en todo el mundo de todas las razas, géneros, cultura y orientaciones sexuales, New Balance es una organización y basada en una cultura de valores que cree en la humanidad, integridad, comunidad y respeto mutuo por la gente alrededor del mundo. Hemos estado y siempre estaremos comprometidos con la fabricación en los Estados Unidos".

Por lo tanto, New Balance se enfrenta ante una grave crisis de marca. El tiempo será quien dictamine las consecuencias del apoyo a Donald Trump o de la felicitación sacada de contexto que realmente aplaudía la posible no aprobación del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?