Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Sergio Ramos da alas al Real Madrid

El central empata en el minuto 90 un partido que el Barcelona tenía ganado para volver a pelear por la Liga. Los de Zidane se consolidan como líderes con una ventaja de seis puntos

El tanto de Ramos que ha servido al Real Madrid para empatar el Clásico. / ()

Golpe del Real Madrid a la Liga. Empató en el Camp Nou para seguir al frente del campeonato. Seis puntos de ventaja respecto a los de Luis Enrique le sitúan como dominador de un campeonato que, en cualquier caso, todavía tiene margen para muchas cosas.

FICHA DEL PARTIDO

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic (Iniesta, min.59), André Gomes (Arda, min.78); Messi, Luis Suárez y Neymar (Denis Suárez, min.87).

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kovacic (Mariano, min.86), Modric; Lucas Vázquez, Isco (Casemiro, min.66), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Asensio, min.77).

Goles: 1-0: Luis Suárez (min.53). 1-1: Sergio Ramos (min.90).

Árbitro: Clos Gómez (Comité aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Isco (min.13), Neymar (min.28), Luis Suárez (min.75), Carvajal (min.80), Sergio Busquets (min.83) y Mascherano (min.89).

El primer Clásico del año arrancó con polémica: un derribo en el área blaugrana de Mascherano a Lucas Vázquez del que se desentendió Clos Gómez. El colegiado se equivocó en esta acción y tuvo mucho trabajo durante los minutos siguientes, en los que las faltas fueron más frecuentes que las ocasiones de gol.

Y es que el partido tardó en encontrar las áreas. A pesar de la primera combinación de Jordi Alba con Messi y de un cabezazo tímido de Cristiano en los primeros compases, el choque se jugó más a no perder que a atropellar al rival. Eso dio ventaja a un Madrid más seguro de sí mismo ante un Barça obligado a ganar para no descolgarse de la Liga.

El equipo de Luis Enrique, sin embargo, parecía no ser consciente de su necesidad y durante el primer tiempo no se asomó con peligro al área de Keylor Navas. Todo lo contrario, vio siempre el juego desde su campo ante un rival que poco a poco se fue acercando a su núcleo.

Volvió a verse un Barcelona sin personalidad en el centro del campo y con dificultades para conectar con los de arriba. Tampoco se mostró demasiado Messi, que de todos modos fue el mejor junto a Iniesta cuando el de Fuentealbilla apareció en la segunda mitad. Enfrente, el Madrid se iba asentando en la fiabilidad del eje Kovacic-Modric y en la valentía de Lucas Vázquez.

Cristiano, cerca del gol

El equipo de Zidane se vino arriba y en los últimos minutos de la primera mitad se acercó al gol con insistencia. Primero, con un tiro de Cristiano que no sorprendió a Ter Stegen. Después, con otra jugada del portugués que sorprendió con un caño a Mascherano. Por último, con un centro desde la izquierda que Piqué desvió a córner antes de que la pelota le llegara a CR7 en boca de gol. En pleno arreón blanco el Barcelona también tuvo motivos para quejarse de Clos Gómez, que no pitó una mano de Carvajal en el área blanca.

El descanso llegó para darle un respiro al Barcelona y creando en el Madrid la sensación de haber perdido una oportunidad de llevarse el partido. El tiempo le dio la razón, ya que el arranque del segundo tiempo mostró un encuentro diferente. Además, el Barcelona se encontró con el gol en un remate de Luis Suárez tras una falta lateral lanzada por Neymar.

El perdón de Neymar

La jugada cambió el sentido del Clásico, que se puso del lado de los azulgranas. Empezaron a aparecer dudas en el líder de la Liga. El Barcelona resolvió las suyas y a punto estuvo de encarrilar el partido cuando apareció Iniesta para servir un balón a Neymar que casi hace el segundo gol del encuentro. Después de sentar a Carvajal, el brasileño encaró a Navas pero no encontró la portería a pesar de que el gol parecía inevitable.

GALERÍA | Las mejores imágenes del Clásico. / Alberto Estévez (EFE)

El Madrid encaró los últimos veinte minutos del choque bastante roto. Zidane trató de corregirlo metiendo en el campo a Asensio por un Benzema desaparecido toda la tarde. Pero en ese momento apareció Iniesta, que conectó con Messi para regalarle medio gol. El argentino, sin embargo, cruzó la pelota en exceso.

Salió Mariano en los últimos minutos, en los que el Madrid empujó en pos de la igualada. La tuvo en su cabeza Sergio Ramos en un cabezazo que se fue un palmo por encima del larguero de la portería de Ter Stegen. Fue un aviso de lo que estaba por venir. Después fue el turno de Cristiano, que a punto estuvo de marcar cuando el cronómetro se acercaba al minuto 89.

Aún no estaba todo dicho. Porque volvió a aparecer Sergio Ramos en el 90 para hacer el tanto del empate. Otra vez salvador el central blanco, cuya aparición permite que el Madrid se consolide al frente de la Liga y confirma que Zidane tiene una conexión especial con el Camp Nou, donde el año pasado empezó a demotrar el entrenador que puede llegar a ser.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?