Deportes
CLÁSICO

Las claves del Clásico

¿Qué fue determinante el primer duelo entre los dos grandes del fútbol español que terminó con empate a uno?

Iniesta y Cristiano, en el Camp Nou / Alex Caparros (Getty Images)

Las Jugadas a balón parado

Madrid

Tanto uno como otro gol cayeron en una jugada a balón parado. El gol del Barça nació en una falta botada por Neymar al inicio del segundo acto. Colgó la pelota el brasileño al área pequeña y Luis Suárez, mientras Varane miraba a las musarañas y Keylor Navas se colgaba de su larguero, cabeceó la bola.

Gol de Luis Suárez (Barcelona 1 - Real Madrid 0)

02:23

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/001RD010000004370981/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En el otro área y con la campana a punto de sonar, Modric sacó una falta que encontró a su buen amigo Sergio Ramos. Gol de cabeza, otro más, del capitán blanco en los últimos minutos de partido. Otro más.

Gol de Sergio Ramos (Barcelona 1 - Real Madrid 1)

01:58

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/001RD010000004370994/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Iniesta

Seis semanas después Iniesta volvió a jugar. Jugó él e hizo jugar al Barça. Él solo cambió la cara de un equipo gris y bastante previsible hasta entonces. Dibujó pases interiores entre líneas hasta entonces desconocidos. A Neymar y a Messi. Se quedaron ambos solos ante Keylor pero ambos mandaron de forma incomprensible la bola fuera.

Iniesta ayuda a Alba a levantarse / Alejandro García

La fe del Madrid

En la identidad del Real Madrid hay dos máximas. Una, ganar es lo más importante. Dos, no bajar los brazos jamás. Y fue ésta última creencia la que hizo al equipo de Zidane esta tarde sacar un punto. Porque con el Madrid ahogado y con las piernas aún en tembleque por las ocasiones clarísimas de Neymar y Messi, aún tuvo un arreón final cuando el partido ya agonizaba. Y fue en el minuto 90 cuando de nuevo la conexión Modric-Ramos funcionó de nuevo.

La polémica arbitral

No se habían cumplido ni tres minutos de partido cuando en la primera vez que el Madrid pisó el área de Ter Stegen, Lucas Vázquez cayó derribado por Mascherano. El argentino empujó con su cadera al joven madridista, que se desgañitó pidiendo penalti a Clos Gómez. El árbitro ni se inmutó y siguió la jugada.

Al final del primer acto quien pidió penalti fue Alba porque en un centro desde la izquierda tocó el pecho y según él también en el brazo de Carvajal. Tampoco lo señaló Clos Gómez.

La suerte de Zidane en el Camp Nou

Dicen que Zidane es un tipo con suerte.”La flor de Zidane” llegan a decir algunos. Y es que el francés en el Camp Nou siempre saca algo positivo. Consiguió la victoria el año pasado recién llegado al banquillo y hoy ha sumado un empate cuando el partido ya agonizaba. Y lo hizo a pesar de uno cambio, el de Isco, como poco, discutible si lo que necesitas es marcar. Sacó del campo a Isco, el jugador más fantasioso y el único que podía hacer llegar la pelota con los delanteros, y por él metió a Casemiro. Un cambio claramente defensivo cuando el Madrid ya estaba abajo en el marcador.

Zidane, en el banquillo del Camp Nou / Alejandro García

Pero apareció de nuevo la testa de Ramos y el Madrid consiguió el empate. La suerte le volvió a sonreír al francés.

Un partido feo

Éste fue posiblemente el Clásico más gris, plano y feo de los últimos años. Se vio un juego trabado y espeso, en uno y otro bando, y apenas hubo ocasiones de gol. Ni Messi ni Cristiano tuvieron protagonismo en el juego de su equipo. Un Clásico que pasará sin pena ni gloria por la historia de estos duelos. 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad