Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

La triste historia de PSY tras su éxito 'Gangnam Style': ¿Qué ha sido de él?

Pese a conseguir un gran número de visitas en YouTube con sus posteriores canciones, el coraeno nunca ha vuelto a ser el mismo tras el 'Gangnam Style'

Tras convertirse en la sensación del 2012 en Internet gracias a su 'Gangnam Style', la canción más popular de la historia de YouTube con más de 2.700 millones de reproducciones, la exitosa vida de PSY ha dado un giro de 180 grados.

Tal fue su repercusión durante aquella época que, debido al estrés, desarrolló una adicción al alcohol de la que todavía es prisionero. El coreano de 38 años ha afirmado, en una entrevista con el Sunday Times, que es alcohólico: "Si estoy feliz bebo, si estoy triste bebo, si hay sol bebo, si hace frio bebo, si hace calor bebo".

Un pasado marcado por las drogas, la cárcel y los abusos de su padre

 

El cantante ha relatado durante esta entrevista cómo ha sido su vida a raíz del éxito y también su pasado, en el que destaca un padre que abusaba de él, su época en la cárcel y su adicción a la bebida y las drogas.

Park-Jae Sang, nombre real del interprete coreano, asegura que el hecho de pensar en que 'Gangnam Style' sería la canción más importante de su vida y que no volvería a llegar al éxito le carcomía la cabeza: "Después de 'Gangnam Style' yo era feliz, pero a veces no me sentía así porque sabía que esa iba a ser la canción más importante de mi vida y que no volvería a estar en la cima nuevamente".

Tal y como ha explicado, el coreano sintió un poco de presión por su gran éxito "Durante una época sentí un poco de presión porque, ¿cómo iba a superar este tema? Pensé acerca de quién era realmente yo, no 'el cantante del Gangnam'. Estaba centrado en encontrarme a mí mismo”

Reconoce que bebe todo el día y toda la noche

El coreano ha asegurado que, en la actualidad, el vodka coreano es su "mejor amigo". No obstante, reconoce que ya bebe cualquier cosa: "También bebo whisky, vodka, tequila, lo que sea. Bebo en cada momento del día".

PSY reconoce que le costó demasiado asimilar la fama y que, los constantes viajes que realizó durante más de un año para promocionar su éxito, no le fueron de gran ayuda. El cantante llegó a visitar 20 países para promocionar la canción e incluso llegó a actuar en un concierto de Madonna.  Una fama que incluso le llevó a alejarse de su familia.

En la actualidad, el cantante busca una nueva vida en el anonimato: "Fuera de Corea, sólo me conocen cuando llevo gafas de sol. Cuando necesito algo de privacidad es muy simple: lo único que tengo que hacer es quitarme las gafas".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?