Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Minuto a minuto con las últimas noticias sobre la pandemia de COVID-19
Energías renovables

Francia estrena la primera carretera solar del mundo en un pueblo con 44 días de sol

El Gobierno francés ha instalado un kilómetro de carretera formada por placas fotovoltaicas en el pequeño pueblo de Tourouvre-au-Perche, una de las regiones con menos días de sol al año

El pequeño pueblo de Tourouvre-au-Perche, en Normandia, inauguró este jueves la primera carretera solar del mundo. Este kilómetro de vía, formado por placas fotovoltaicas, tendrá una densidad de unos 2.000 vehículos al día y se espera que permita generar la electricidad suficiente como para alumbrar la vía pública de la población normanda de más de 3.400 habitantes.

Una medida criticada desde el primer día

Pese a que se trata de un paso más en el ámbito de las energías renovables, la decisión ha sido bastante criticada tanto por el alto coste de la vía, cifrada en cinco millones de euros, como porque Normandia es una región que tan solo con 44 días de sol, por los 170 de regiones como Marsella, por ejemplo.

Es por ello que muchas han sido las personas que han asegurado que resultaría más beneficioso comenzar por ciudades con contextos más favorables a la hora de utilizar una región como proyecto piloto para pruebas. Las voces críticas también aseguran que los paneles solares planos son menos efectivos que los que se encuentran inclinados en los tejados, por lo que supone una pérdida de eficiencia energética en la carretera.

Uno de los detractores de esta idea es el vicepresidente de la Red de Transición Energética Marc Jedlicazka, quien ha asegurado que esta carretera solar es más cara que útil: "No se puede dudar de que es un avance técnico, pero si queremos desarrollar las energías alternativas hay otras prioridades que un 'gadget' del que sólo sabemos que es mucho más caro que útil".

Los antecedentes no son esperanzadores

Además, muchas son las voces críticas que se apoyan en el ejemplo de la localidad holandesa de Krommenie para augurar el fracaso de este carril solar. La región holandesa puso en marcha en 2014 un carril bici solar que, a lo largo de su vida, ha sido capaz de producir 3.000kWh de energía cuando, por el mismo precio, la ciudad podría haber pagado por 520,000kWh de energía.

Además del problema del coste, también ha sido evidente el de la eficiencia de la infraestructura. Según afirma The Guardian, a los pocos meses de haberse instalado, el carril comenzó a mostrar los primeros defectos.

La empresa constructora espera reducir costes de producción

La ministra de Medio Ambiente francesa, Ségolène Royal, ha asegurado durante la presentación que le gustaría ver paneles solares instalados en uno de cada mil kilómetros de carretera francesa. En la actualidad, el país galo cuenta con un millón de kilómetros de carreteras. 

El constructor del carril solar, Colas, una empresa que forma parte del grupo de telecomunicaciones Bouygues, financiado por el estado, ha asegurado que los paneles han sido cubiertos con una resina que contiene finas láminas de silicio, lo que los hace lo suficientemente resistente como para soportar todo el tráfico, incluyendo vehículos pesados.

La compañía también ha asegurado que espera reducir los costes de producción de los paneles solares, ya que tiene cerca de otros 100 proyectos para caminos con paneles solares, la mitad en Francia y la mitad en el extranjero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?