Domingo, 01 de Agosto de 2021

Otras localidades

Calefacción

Instalar un contador en el radiador ahorra 250 euros al año en calefacción

La instalación de de estos dispositivos en sistemas centrales aún no es obligatoria en España porque no se ha traspuesto la directiva europea

Instalar un contador en el radiador ahorra 250 euros al año en calefacción

GETTY IMAGES

En España existe más de un millón y medio de edificios de viviendas con calefacción central y, tan solo, un 10% (150.000) ha optado por instalar los llamados “repartidores de costes en cada radiador”, es decir , pequeños dispositivos que recogen las horas que está encendido cada radiador y el coste que se genera en cada vivienda. Estos dispositivos permiten que cada vecino pague exactamente por lo que consume dentro de una comunidad de viviendas con caldera central.

Los inconvenientes de los sistemas actuales de calefacción central

En las viviendas con calefacción central, el reparto del calor es desigual en función de la situación de cada piso, lo que provoca una falta de confort en la vivienda bien por exceso o por falta de calor.

Además, las válvulas de los radiadores están anticuadas y no tienen capacidad de regulación. Esta circunstancia provoca que algunos vecinos tengan que recurrir a sistemas complementarios de calor aunque paguen lo mismo que las casas que tienen entre 26 y 27 grados.

Como solución a estas deficiencias, algunas comunidades de vecinos han optado por incrementar la temperatura en la caldera con lo que aumenta el gasto en combustible y el deterioro de la instalación. Otra medida ha sido cambiar todo el sistema y transformarlo en instalaciones individuales. Es una solución viable pero presenta dos problemas: el coste y las molestias que originan las obras. 

¿Cómo funcionan los ‘repartidores de costes’?

Los repartidores de costes se utilizan desde hace 80 años en países europeos, especialmente al norte del continente. Son sencillos de instalar, no requieren obras y se sujetan al radiador mediante tornillos. Su precio ronda los 10 euros pero el ahorro mensual que generan supera los 20 euros por vivienda cada mes. De esta manera y, según el último estudio elaborado por la Universidad de Alcalá de Henares para la Asociación Nacional de Repartidores de Costes de Calefacción, AERCCA, una familia que viva en una casa con calefacción central puede ahorrar 250 euros al año en su factura energética, además de reducir sensiblemente las emisiones contaminantes a la atmósfera.

En Europa, aproximadamente 30 millones de viviendas están dotadas de estos sistemas de reparto de costes de calefacción central, lo que supone un total de 150 millones de dispositivos instalados. 

Imagen del dispositivo para controlar el coste de energía en cada radioador / Cadena SER

¿Realmente se ahorra energía?

Según estudios realizados por la Asociación Europea de Repartidores de Costes de Calefacción (EVVE), la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción (AERCCA), y según recomendaciones del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético), el ahorro potencial que se obtiene en una instalación de calefacción central en un edificio de viviendas, tan sólo por la instalación de un sistema que permita la contabilización individual de la calefacción puede llegar a ser de hasta un 30%. Si al sistema de contabilización se le complementa a su vez con la posibilidad de regulación mediante válvulas termostáticas el ahorro puede ser incluso mayor. 

¿Cómo se reparte el coste entre las viviendas?

Supongamos que una caldera de calefacción central tiene uno coste total de 10.800 euros al año (combustible, mantenimiento y electricidad). De esta cantidad, el 30% son gastos fijos que se reparten entre todos los vecinos, según el coeficiente a cada piso. Estos gastos fijos corresponden al término fijo de la factura de combustible, gastos de mantenimiento de la caldera, gastos de reparación, etc. El resto, hasta el 70% ( 7.560) es gasto variable que se repartirá según el consumo real, siendo éste la suma de los consumos medios de los contadores.

Si por ejemplo, el consumo en calefacción del edificio son 20.000 unidades de calefacción, entonces:

  • Precio =7.560 €/20.000=0,378 € por unidad de calefacción

Y por tanto ese es el precio que se aplicará al consumo de los radiadores de cada vecino. 

¿Qué dice la ley?

La nueva directiva de Eficiencia Energética fue publicada en noviembre de 2012 y todos los países de la Unión Europea tenían un plazo de dos años para adaptarlo a sus respectivas legislaciones. España lleva dos años de retraso en la trasposición de la directiva lo que significa que la instalación de repartidores de costes de calefacción no es obligatoria en nuestro país.

Esta falta de voluntad política choca con el espíritu de la directiva que aboga, entre otras medidas, por hacer más eficientes los sistemas de calefacción en las viviendas con el fin de reducir la factura energética y rebajar las emisiones tóxicas a la atmósfera.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?