Últimas noticias Hemeroteca

Francia estrena el derecho a desconectar por ley fuera de las horas de trabajo

La nueva y polémica reforma laboral francesa ha llegado con grandes novedades

Los empleados tendrán el derecho a desconectar. / ()

Desde el pasado 1 de enero, los franceses tienen derecho a desconectarse fuera del horario de trabajo. Se trata de una de las nuevas medidas de la polémica reforma laboral del país galo, que se ha instaurado el primer día del 2017 a pesar de la gran cantidad de protestas que provocó su aprobación durante el mes de julio.

Gracias a esta medida, los trabajadores no tendrán que estar pendientes de su teléfono móvil o de su correo electrónico fuera de su horario laboral. Por lo tanto, el trabajo no podrá interferir en los tiempos de descanso o en vacaciones.

Con el objetivo de acabar con el estrés

El objetivo de esta nueva normativa, que afecta a todas aquellas empresas que cuenten con más de 50 trabajadores, busca acabar con el estrés generado por la incapacidad de desconectar y la necesidad de estar conectado las 24 horas del día.

Según refleja el Ejecutivo francés en el texto aprobado por el Parlamento en verano, esta regulación deberá ser llevada a cabo a través de la negociación entre el trabajador y la empresa, quienes deberán acordar si el acuerdo tendrá validez de uno o varios años. En caso de que no se alcance un compromiso entre las dos partes, el empresario será quien redacte una carta en la que se reflejen las reglas de la empresa respecto a la disponibilidad más allá del horario laboral.

El primer paso hacia la regulación de las herramientas digitales

El objetivo del Gobierno francés, además de acabar con el estrés de estar conectado al trabajo durante las 24 horas del día, es el de ayudar a las empresas a poner en marcha dispositivos de regulación de la utilización de herramientas digitales. 

Un estudio publicado el pasado mes de octubre por el gabinete francés Eléas reflejaba que un 37 por ciento de los trabajadores galos utilizaban sus herramientas digitales profesionales más allá del horario laboral. Ese mismo estudio también explicaba que un 62 por ciento estaban a favor de una regulación, algo que se ha conseguido con la llegada del 2017.

Por lo tanto, y pese a que la ley no obliga a desconectar del trabajo ni a recibir llamadas, sí que pretende abrir una posibilidad para que tanto los trabajadores como los empleadores puedan llegar a un acuerdo y mejorar sus condiciones de vida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?