Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El papa Francisco, sobre los casos de pedofilia: "La Iglesia llora y se avergüenza"

El papa escribe a los obispos que la Iglesia conoce el sufrimiento, la historia y el dolor de las víctimas de abusos sexuales. Y arremete por la omisión de asistencia, el encubrimiento, la negación y el abuso de poder en el pasado

El papa Francisco. / ()

En una durísima carta a los obispos del 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, el Papa Francisco afirma que la Iglesia llora y se avergüenza por los abusos sexuales a menores de una minoría de sacerdotes. “La Iglesia conoce el sufrimiento, la historia y el dolor de las víctimas.’ Sufrieron, además, "la omisión de asistencia, el encubrimiento la negación y el abuso de poder" añade Bergoglio. En su escrito, el pontífice deplora este comportamiento, pide perdón, asegura que la Iglesia llora y se avergüenza por ello, exige al cuerpo eclesiástico que no se repitan nunca más semejantes atrocidades y advierte a los obispos que "la consigna es, clara y lealmente, tolerancia cero".

Francisco ya había pedido perdón en nombre de la Iglesia y había llevado la tolerancia cero a su justo lugar, es decir la entrega de los acusados a los tribunales ordinarios de justicia para que aplicaran el código penal como en todo delito común. Así, han quedado apartados los Tribunales eclesiásticos que tan a menudo han aplicado con condescendencia el código de derecho canónico. Pero es la primera vez que un pontífice admite que la Iglesia conocía e hizo poco o nada por las víctimas y de alguna forma toleró, protegió o negó los abusos sexuales de algunos sacerdotes a menores de edad.

“Inspiración del demonio en piel de ángel”

Pocos días después de remitir la carta a los obispos, Francisco elevó el tono en su mensaje de Navidad a la Curia Romana. Definió algunos de sus miembros como ‘mentes desviadas’ por oponerse a sus reformas en la Iglesia ‘con intenciones malvadas que inspira el demonio, a menudo presentándose con piel de ángel’.

“Las resistencias escondidas –prosiguió el Papa- germinan en corazones asustados o petrificados, que se alimentan del gattopardismo espiritual de quienes dicen aceptar cambios en la Iglesia pero, en realidad, solo quieren que todo siga como antes”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?