Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Los yihadistas detenidos en Madrid planeaban cometer una "grave acción terrorista" en la capital

La SER tiene acceso al auto de entrada y registro del juez Pedraz basado en los informes policiales

Fotografías facilitadas por la Policía Nacional de la detención de uno de los dos supuesos yihadistas y de munición destinada a armas cortas y a metralletas kalashnikov encontradas en un registro posterior. /

Los dos yihadistas detenidos el pasado miércoles en Madrid con cinco cargadores de un Kalashnikov AK-47 y munición de armas automáticas estaban planeando una masacre en la capital. Así se detalla en los autos de registros de esta operación conocida como Serkan, adelantados esta mañana por la agencia Colpisa. El magistrado explica en estos autos que los dos yihadistas encarcelados por enaltecimiento del terrorismo y posesión de munición, se reunían con frecuencia con otros tres magrebíes en una cabaña de Moratalaz donde se encontró el armamento. Los cinco apunta el juez tuvieron "acceso a armas de fuego con el objetivo de ser utilizadas para cometer una grave acción delictiva de carácter terrorista".

Según fuentes de Interior, nunca hubo riesgo de atentado y las dos personas cabecillas de la trama están en la cárcel "neutralizadas". Sin embargo en estos autos de registro firmados por el juez Santiago Pedraz a los que ha tenido acceso la Cadena SER, el magistrado subraya que "se grabaron en una serie de vídeos, lanzando proclamas y mensajes a favor de la yihad y en apoyo de Dàesh". En una de esas cintas los yihadistas lanzaron incluso "amenazas sobre actuaciones violentas en sitios emblemáticos de Madrid" y el juez describe el escenario y lo que aparece en el vídeo: imágenes de la Puerta del Sol, música de fondo similar a la utilizada en los vídeos de propaganda de la organización Dèesh y la bandera negra vinculada a esta organización”.

El juez Santiago Pedraz es categórico al afirmar en este auto que la "grabación tiene una grave actitud amenazante contra la integridad física de los habitantes de Madrid". El auto concluye que los detenidos habían tenido un proceso de adoctrinamiento de meses, que formaban parte del grupo terrorista Estado Islámico y que su objetivo de atentar en Madrid era firme.

Armas automáticas y munición de guerra

En el registro que se efectuó a lo largo del pasado miércoles en esa cabaña del parque de Vicálvaro se encontraron cinco cargadores de AK-47 y 37 balas de ese arma pero el Kalashnikov todavía no ha aparecido. La Policía no ha dado más detalles pero el juez Pedraz revela la posibilidad de que los detenidos y las personas que de momento permanecen huidas pudieran tener más armas, concretamente las que aparecen en ese vídeo donde hacen apología del terrorismo. Pero es que además el juez describe una serie de encuentros en los que asegura que los yihadistas acudieron a una reunión con un traficante de armas portando sus propias pistolas como muestra del material que querían adquirir.

"El 12 de octubre del 2016, sobre las 21:00 horas se produjo una reunión en La Cabaña con un traficante de armas con el propósito de adquirir fusiles del mismo tipo que ya posee este grupo (Kalashnikov), así como la posibilidad de comprar armas de fuego corta, para lo cual los yihadistas habrían llevado ellos mismos algunas pistolas para servir como muestra". En el auto el juez añade: "Los terroristas llevaron las armas bajo la ropa y las exhibieron al traficante sin ningún tipo de reparo. En esa misma reunión los terroristas también solicitaron explosivos militares conocidos comúnmente como granadas de mano sin explicar el motivo para las que las requerían".

El auto final de prisión del juez Santiago Pedraz que envió a la cárcel a los dos yihadistas acusados de enaltecimiento del terrorismo y de posesión de munición no habla ya de que los detenidos planteasen "una grave acción terrorista en Madrid". El juez Pedraz sí que habla de los vídeos que se realizaron con elementos característicos de Dàesh y del objetivo que tenían los yihadistas de conseguir más armas por un importe de 6.000 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?