Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El Europarlamento censura a la nueva administración estadounidense

  • Los eurodiputados exigen mano dura contra Donald Trump
  • Farage y Le Pen se quedan solo en su defensa a Trump. La ONU exige derogar el veto por violar principios básicos

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, critica duramente el veto migratorio de Trump / VÍDEO: ATLAS

Consenso en los grandes grupos parlamentarios: la Unión no puede aceptar como representante estadounidense a Ted Malloch, un hombre que se ha pavoneado con la muerte del euro.

El nombramiento del amigo de Trump no es aún oficial, pero el rechazo queda aquí confirmado. “Si fuera nominado como embajador seria persona non grata”. Giani Pitella, del grupo socialista, resume así la posición mayoritaria de la Eurocámara que ha convertido a Malloch en símbolo político de su rechazo.

El debate ha sido mucho más porque no es lo habitual escuchar al jefe del partido popular europeo decir que el país que practique la tortura será un estado criminal, en claro gesto contra los euroescépticos. Un discurso marcado por los retos internos de la Unión Europea cuya alta representante cree que es xenofobia cerrar fronteras contra siete países musulmanes. “El Departamento de Estado nos ha clarificado que los ciudadanos europeos no se verán afectados aunque sean también ciudadanos de uno de los siete países con acceso prohibido. Lo agradecemos, pero eso no modifica nuestra posición contra su orden”, ha dicho Mogherini.

Un mensaje contra el que ha protestado Nigel Farage del UKIP británico y los Conservadores de May, acusada por los socialdemócratas de aceptar trabajar para Trump en su batalla por destruir la UE.

Farage y Le Pen, sus defensores

Los únicos "aliados" de Trump en el debate extraordinario en la Eurocámara fueron los grupos parlamentarios que lideran los euroescépticos Nigel Farage (Europa de la Libertad y la Democracia Directa) y Marine Le Pen (Europa de las Naciones y la Libertad), que defendieron que el nuevo presidente de EEUU cumpla sus promesas electorales y cierre sus fronteras por la seguridad nacional.

"A ustedes les irrita Trump porque es alguien que ha ganado unas elecciones democráticamente y que cumple sus promesas. Es una verdadera democracia que no tenemos aquí", ironiza el eurófobo Farage, quien dice que sus colegas adolecen de "antiamericanismo". Ayer martes el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, calificó de "preocupantes" las declaraciones del nuevo Gobierno estadounidense de Donald Trump y consideró que, sumado a otros factores, contribuye a hacer el futuro "impredecible". En la carta de invitación dirigida a los líderes de los 27 países de la Unión Europea (salvo Reino Unido) de cara a la cumbre informal del 3 de febrero en Malta, Tusk advierte además de que el cambio en Washington "pone a la UE en una situación difícil".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?