Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 24 de Julio de 2019

Otras localidades

Científicos plantean lanzar bombas eólicas sobre el hielo para volver a congelar el Ártico

Las temperaturas del Polo Norte se han elevado hasta 20 grados sobre el promedio durante los últimos años

El deshielo del Polo Norte cada vez es más evidente. / ()

Un grupo de científicos de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), dirigidos por el físico Steven Desch, ha publicado un estudio en el que propone instalar diez millones de bombas eólicas sobre la capa de hielo del Ártico para bombear agua sobre la superficie y volver a congelar nuevamente el océano Ártico.

La idea es que, gracias a este método, que se llevaría a cabo durante el invierno, el agua que cayera sobre la superficie lograría que la capa actual de hielo marino aumentara casi un metro de grosor antes de la llegada del verano. Gracias a esta medida, el hielo duraría más tiempo y, por lo tanto, el peligro de que el hielo desapareciera durante el verano se vería reducido.

La superficie helada del Ártico, en mínimos históricos

Debido al calentamiento global, las temperaturas del Polo Norte se han elevado a lo largo de 2016 hasta 20 grados sobre el promedio de los últimos años, tal y como explica un estudio llevado a cabo por el Instituto Medioambiental de Estocolmo. Al mismo tiempo, el informe asegura que la superficie helada en el Ártico ha alcanzado su mínimo histórico el pasado mes de octubre,

En la actualidad, tan solo quedan 6,6 millones de kilómetros cuadrados congelados, razón por la que el grupo de investigadores ha planteado esta medida que tiene como intención volver a congelar el Ártico. Debido a estos datos, muchos han sido los científicos que han intentado solventar este problema a través de diversas medidas. Una de las más populares es la liberación masiva y natural de metano, un gas más potente que el CO2, causante del efecto invernadero.

El Ártico podría descongelarse por completo en 2030

El grupo de investigadores ha asegurado que, de no hacerse nada al respecto, el Ártico podría descongelarse por completo en el verano de 2030. Por esa misma razón, los científicos proponen este plan para poder reforzar el hielo marino actual. No obstante, volver a congelar el Ártico no es un proceso barato.

Tal y como aseguran los científicos, el programa para volver a congelar el Ártico requiere 500 mil millones de dólares de financiación mediante el que podrían elaborar las diez millones de bombas eólicas que serían colocadas sobre la capa de hielo para llevar a cabo el proceso de recongelación del Ártico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?