Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

'Big Little Lies': grandes aciertos, pequeños deseos y una deliciosa mentira

HBO España estrena la serie protagonizada por Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Shailene Woodley

Cartel oficial de 'Big Little Lies' /

La ficción no ha empezado con buen pie este 2017. Son fechas de estrenos y pocas han obtenido el favor del público en lo que llevamos de año.Una vez más ha tenido que irrumpir HBO en nuestras vidas para deleitarnos con un producto adecuado a nuestras necesidades: Big Little Lies.

El titán audiovisual ha vuelto a pescar una historia de la literatura, esta vez extraída directamente del best-seller homónimo de Liane Moriarty, y la ha transformado en una miniserie simplista, pero completamente cautivadora.

En Cadena SER analizamos el arranque de la nueva producción de HBO España a través de sus grandes aciertos, sus pequeños deseos y esa deliciosa mentira que nos ha enganchado irremediablemente.

Grandes aciertos

La historia: Big Little Lies comienza con un asesinato en un evento para recaudar fondos en el colegio de primaria. A pesar de que tanto la víctima como el asesino son un completo misterio, parece que el crimen ha estado motivado por rivalidades y secretos que rodean a las tres madres protagonistas: Madeline Mackenzie (Reese Witherspoon) Celeste Wright (Nicole Kidman) y Jane Chapman (Shailene Woodley). Esta es la premisa que sigue Big Little Lies. Sin embargo, el arranque de la ficción adopta una postura más confidencial que deja la historia ''bajo secreto de sumario'', salvo pequeñas (y necesarias) filtraciones.

En el capítulo piloto se nos presenta a estas madres todoterreno y todo el círculo que las rodea, una carta de presentación basada en las apariencias pero que también profundiza en las inseguridades, los deseos y los temores de las protagonistas. La descripción de los personajes es rápida y efectiva, dejando en la recamara todos esos secretos que jugaran a favor de la historia a lo largo de la serie.

Se nos plantea muchas incógnitas en este primer episodio, pero lo que realmente busca Big Little Lies con este planteamiento es hacerte reír, situarte en el contexto y darte el lujo de sacar tus propias conclusiones para después dejarte con la miel en los labios.

HBO España

El reparto: La propia historia nos ha demostrado en varias ocasiones que tener estrellas de Hollywood no es sinónimo de éxito. El estatus no vale nada si luego no ejecutas bien. Pero que no salten las alarmas porque en Big Little Lies no se da el caso. HBO se ha aprovechado de esta recurrente moda que tienen las grandes estrellas de hacer ficción, presentando una serie con este trío de ases: Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Shailene Woodley. Ellas llevan el compás y sobre ellas recae el peso de la serie. Sin duda, una ardua labor que a priori se podría ver truncada por los egos, aunque tampoco es el caso.

Hay que hacer especial hincapié en el papel de Reese Witherspoon. La actriz interpreta al único personaje que fusiona los tres géneros que subraya la serie de una forma sublime. De alguna forma redescubrimos a esa chica de Una rubia muy legal en una versión más elaborada.

El fondo: También juega a favor de esta producción la ambientación. Big Little Lies traslada la fotografía y la estética de los Hamtons a la costa oeste. Lujo, playa y una rutina americana que empasta a la perfección con el desarrollo de la trama y las necesidades de sus protagonistas.

Pequeños deseos

Big Little Lies tiene las herramientas suficientes para ser una de las grandes revelaciones de este 2017. Sin embargo, la producción fácilmente podría cometer los errores típicos de los tres géneros que maneja: drama, comedia y misterio.

Mantener el equilibrio entre estas tres categorías es complicado precisamente porque el exceso en alguna de ellas podría romper con la hegemonía de la que presume este brillante arranque. De ahí nuestros pequeños deseos:

  • Que la serie no rompa esa fina línea entre drama y lo lacrimógeno
  • Que el humor no obstaculice la base del thriller
  • Que el misterio tenga su justo protagonismo. Ya hay demasiadas versiones de Twin Peaks

Una deliciosa mentira

Por último, hay que destacar el ritmo del primer capítulo. Los primeros 50 minutos de la historia, además de presentarnos los roles más imprescindibles, también intercala con retazos de los interrogatorios del caso al resto de padres y profesores del colegio, a través de los cuales vamos descubriendo los cotilleos sobre las rivalidades y afinidades en la pequeña ciudad en la que se desarrolla la serie.

HBO España

Se trata de un mecanismo básico de thriller cuyo clímax se suele resolver al final del capítulo desvelando la identidad del asesinado o el asesino. Sin embargo, Big Little Lies juega al despiste y se guarda ese as en la manga, esperando otro momento más oportuno y menos evidente.

Conclusión

Big Little Lies no es una obra maestra, pero tampoco peca de querer serlo. No tiene materia prima suficiente para pasar a la historia, pero a estas alturas es de agradecer. Esta serie tiene la ambición justa para entretener, que a estas alturas ya es pedir mucho.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?