Lunes, 13 de Julio de 2020

Otras localidades

Elecciones Francia

Macron propone "la moralización de la vida pública" en su programa de "radical transformación" de Francia

La escuela y Europa están entre las prioridades del candidato socioliberal a la presidencia francesa

Emmanuel Macron.

Emmanuel Macron. / CHRISTIAN HARTMANN (REUTERS)

Emmanuel Macron, el candidato con más probabilidades de vencer a la ultraderecha del Frente Nacional y convertirse en presidente de Francia propone la "moralización de la vida pública" y una "transformación radical" de la economía, con un seguro de paro universal y una jubilación equivalente para todos los franceses.

Los diputados no podrán asesorar a empresas privadas ni contratar a sus familiares como asistentes (entre el 18 y 20% de parlamentarios lo hacen ahora). La idea que figura en el programa de En Marcha (anunciado también por el socialista Benoît Hamon) es toda una esperanza en una carrera presidencial dominada por la imputación del candidato de la derecha, François Fillon y el cerco de la Justicia a la aspirante de la ultraderecha, Marine Le Pen. Ambos están investigados por los tribunales por presunta malversación de fondos públicos, entre otros delitos.

Sin ninguna crispación – también un contraste frente a Fillon o Le Pen- Macron brindó consenso a unos y otros (a los sindicatos, a los funcionarios…) al presentar su programa para el próximo quinquenio, con el que en realidad pretende "transformar de manera radical" la economía francesa, para reducir el gasto público al 52% desde el casi 56% de hoy, con ahorros de 60.000 millones y una reducción de impuestos para las clases medias y las empresas que inviertan.

"Dicen que Francia es irreformable, pero no proponemos reformas sino una transformación radical, un cambio de registro, es lo que piden los franceses; los miles que nos han dado ideas". Pero el generoso Estado providencia francés no correrá peligro.

El candidato, del que se han mofado sus contrincantes porque dice ser "de derechas y de izquierdas", propone un plan de inversiones de 50.000 millones para reforzar la educación primaria, la formación profesional, modernizar hospitales y la transición energética.

Sus medidas estrellas, serán la "jubilación universal", para lo que se unificarán los 7 regímenes actuales que, según todos los expertos, producen situaciones muy injustas con el mismo nivel de cotización aunque no cambiará la entrada legal (hoy a 62 años). Requerirá a buen seguro un fuerte pulso con los funcionarios, que han demostrado en otras ocasiones su resistencia al cambio.

El que se presenta como "el candidato del trabajo" creará "la prestación de paro universal", que extenderá la cobertura incluso a los autónomos. Será un sistema de derechos y deberes, porque "se podrá rechazar una oferta de empleo pero no dos". Se pretende también un vuelco del sistema, porque en lugar de por cotizaciones pasará a financiarse por impuestos.

Además, continuará la reforma del mercado de trabajo iniciada por el presidente François Hollande, con la prioridad a los acuerdos sectoriales y de empresa.

La escuela, prioritaria

Macron dará prioridad a la educación primaria "porque de ahí parten las graves desigualdades" del sistema francés; y a la formación profesional, hoy apenas relevante y muy ineficaz. Se redoblará el número de profesores (y mejorarán sus sueldos) y se dividirán clases en los barrios más pobres, donde los inmigrantes llegan al colegio sin hablar francés y son discriminados el resto de su vida.

"Las reformas del código de trabajo, del seguro de paro y de las jubilaciones" se presentarán en los primeros meses, pero ha aventurado que algunas "durarán diez años", hasta completarse. Contra la resistencia que han presentado determinados colectivos hoy privilegiados, el exministro de Economía cree que podrá vencerla: "Con la legitimidad que me dará si soy elegido presidente con este programa transparente", y negociando con los representantes.

Los dirigentes franceses, acostumbrar a responsabilizar a Bruselas, a Europa, de todos los problemas y males de Francia. "Europa está en el corazón de nuestro programa", aseguró Macron, quien cosndiera que, con las reformas y manteniendo los compromisos de déficit (el 3% del PIB) Francia mostrará que es "un socio fiable". Intentará arrancar a Alemania -"la pareja franco-alemana es imprescindible"- un acuerdo para relanzar la zona euro. Defiende el candidato social liberal un verdadero presupuesto para la zona "para hacer frente a las crisis y ejercer la solidaridad", una asamblea y un gobierno económico para los países de la moneda única.

"La Europa de varias velocidades es hoy una realidad", ha dicho. Defenderá para la UE con 27 países (ya sin el Reino Unido) el mercado único, incluido el digital, para poder controlar bien contenidos y tener una regulación adecuada en internet; el mercado único de la energía, para limitar el cambio climático. Macron quiere reforzar también la Europa de Schengen con más policías de frontera.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?