Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

El PP quiere un 'pacto de caballeros' para cerrar los presupuestos

  • Los populares no quieren alcanzar un acuerdo con Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias y ver como después, con enmiendas parciales, se cambian las cuentas generales del Estado de arriba a abajo
  • Desde el Gobierno reconocen que las negociaciones van bien y esperan que los Presupuestos estén para junio en el Senado
  • En la Moncloa saben que no van a poder contar con los socialistas. Si gana Pedro Sánchez, esperan un portazo. Y si es Susana Díaz, lo mismo porque no querrá que la cuestionen por ello y menos aún con un horizonte plagado de elecciones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. / ()

Tras ver los cambios de opinión protagonizados por Ciudadanos en estas últimas semanas, el equipo de Mariano Rajoy desconfía. Sobre todo después del capítulo de la estiba. En la Moncloa no quieren llevarse ninguna sorpresa en el último minuto. Por eso, aunque Albert Rivera se ha comprometido a apoyar las cuentas generales del Estado, desean dejarlo todo "bien atado".

Saben que en el trámite de enmiendas, el Gobierno, en minoría, tendrá que hacer cesiones ante los partidos políticos. Pero su intención es dejar cerrados los pilares fundamentales. Por eso piden "un pacto de caballeros". No se pueden permitir que con enmiendas parciales se los desmonten de arriba a abajo.

Los populares dicen que si la formación naranja fallara en este punto, eso sí que supondría el el fin de su pacto por provocar una gran inestabilidad. No piensan que eso vaya a ocurrir. Desde el Grupo Popular en el Congreso recuerdan que por mucho que el acuerdo entre ambas formaciones se ha tambaleado en numerosas ocasiones, este aún sobrevive. Además, confían en que todo va a salir bien tras la conversación que mantuvieron Rajoy y Rivera para recomponer relaciones.

Dan por hecho que van a contar con Ciudadanos y les parece que ahora están "sobreactuando" porque luego van a tener que "tragar" en muchos aspectos. En Génova están convencidos de que la situación de Murcia no va a no interferir. "Son cosas distintas", comentan desde el Comité de Dirección.

Así que el Ejecutivo, en estos momentos, cruza los dedos. Reconocen que las negociaciones van bien. La idea es que a los 137 diputados del PP (con UPN y Foro Asturias), se sumen los 32 de Ciudadanos, los 5 del PNV y el de Coalición Canaria. Además, con Pedro Quevedo de Nueva Canarias. Contando con él se evitaría la implicación del PSOE al alcanzarse la mayoría absoluta necesaria: 176 de los 350 escaños.

El equipo de Rajoy calcula que para junio los presupuestos pueden estar ya en el Senado donde su despacho, con la mayoría absoluta del PP, será un camino de rosas. Lo que no creen es que se dejen ajustados también ya los siguientes. Sí el techo de gasto (porque interesa a las Comunidades Autónomas) pero no piensan que se pueda ir más allá porque, como resaltan algunos diputados conservadores, ahora se vive "una calma chicha" pero con Cataluña y las primarias del PSOE todo puede estallar.

En el Ejecutivo se despiden de los socialistas. Rajoy, a quien tanto le gusta el bipartidismo, es consciente de que no va a poder contar con ellos. Los colaboradores del presidente señalan que si Pedro Sánchez se pone al frente, les dará un portazo. Pero opinan que también con Susana Díaz pasará lo mismo.

Están convencidos de que si la presidenta de la Junta de Andalucía gana, no querrá saber nada del PP para que no la cuestionen. Menos aún con todas las formaciones políticas adentrándose en el rifirrafe de una contienda electoral que será imparable. Y es que a la amenaza constante de unas generales se añade un horizonte en el que se vislumbran andaluzas, europeas, además de la precampaña de las municipales y autonómicas de 2019.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?