Internacional
Brexit

Arranca la semana decisiva del 'brexit'

La primera ministra británica invocará el artículo 50 del Tratado de Lisboa para activar oficialmente el mecanismo de salida

La primera ministra británica Theresa May. / YVES HERMAN (Reuters)

Londres

La que hoy comienza será la semana en la que Reino Unido de el paso que cambiará su historia y la de Europa. La primera ministra británica, Theresa May, invocará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, para activar oficialmente el mecanismo solicitando la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Comenzará en ese momento un proceso de negociaciones para establecer los términos del divorcio. El límite máximo fijado es de dos años. Si ese calendario se cumple el Reino Unido estará fuera de la UE en el verano del 2019. La tarea sin precedentes de reorganizar acuerdos comerciales, regulaciones, derechos y competencias después de 44 años de pertenencia a la UE, será mastodóntica.

Más información

May ha elegido interpretar el brexit en su versión más extrema. Acude a las negociaciones con la decisión tomada de que el país salga del mercado único, de la unión aduanera y abandone la jurisdicción del Tribunal Europeo de Justicia. A cambio quiere poder controlar la inmigración y cerrar las fronteras. Pero sus planes faltan de concreción y datos creíbles. Nadie he explicado en el gobierno conservador, cuál será para el Reino Unido la alternativa a la UE, qué modelo seguirá para relacionarse con el resto de Europa y del mundo, cómo va a funcionar el comercio o la economía nacional cuando la ruptura se consume.

En la versión triunfalista que difunden los defensores del brexit, la marcha de la UE abrirá la vía hacia la independencia nacional. Un nuevo renacer del país y su identidad, un esplendoroso aislamiento, aplicando un control férreo de la inmigración procedente de Europa y disfrutando al mismo tiempo de excepcionales oportunidades de comercio mundial. Pero el brexit se ha impuesto gracias a las falsas promesas que no puede cumplir. Llegará el momento en que sea la realidad la que se imponga.

Para los que creen que el brexit se trata de un suicido, la salida pone en peligro 60 años de paz en Europa, afectará negativamente la economía británica y puede acarrear la fracturación del Reino Unido. May está hoy lunes en Escocia, que votó claramente por la permanencia en la UE, para tratar de frenar el avance de los independentistas hacia un segundo referéndum de independencia. Este martes precisamente, el día antes en que ponga en marcha el brexit, el parlamento escocés votará a favor de la celebración de una nueva consulta independentista, que la ministra principal, Nicola Sturgeon, quiere llevar a cabo entre el otoño del próximo año y la primavera del 2019. El brexit también afecta a las fronteras en Irlanda del Norte y Gibraltar. Sería paradójico que fueran los ultranacionalistas antieuropeos británicos, quienes acabaran precisamente con esa nación llamada Reino Unido.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad