Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

La razón por la que los habitantes de Mánchester se están tatuando una abeja

Cientos de personas han decidido tatuarse tras el atentado del pasado día 22

Cada vez son más las personas que se han tatuado una abeja. /

Los estudios de tatuajes de Mánchester están recibiendo más visitas que de costumbre tras el atentado del pasado día 22, que acabó con la vida de 22 personas e causó 64 heridos. Cada vez son más las personas que salen de estas tiendas con un mismo tatuaje, una pequeña abeja obrera que se ha convertido en un auténtico símbolo de una ciudad unida tras la explosión que tuvo lugar en el estado Manchester Arena de la ciudad británica.

Tal y como recoge The Telegraph, cientos de personas han acudido a lo largo de la última semana a estos estudios. Todo ello después de que uno de los centros de tatuajes decidiera recaudar fondos para los familiares de las víctimas de la tragedia de Mánchester.

50 libras por cada abeja

El estudio ha decidido que el dinero obtenido por cada abeja tatuada, que tiene un coste de 50 libras, unos 57 euros, será destinado íntegramente a los familiares de las víctimas del atentado del pasado lunes. Por lo tanto, es una campaña de recaudación de fondos que está contando con una gran aceptación en la ciudad obrera.

Desde que el estudio diera a conocer que el dinero obtenido con este tatuaje iría destinado a los familiares de las víctimas, el número de clientes de la tienda ha aumentado de manera exponencial. El pueblo de Mánchester, unido más que nunca tras el atentado, como ya ha demostrado durante los últimos días, ha vuelto a poner de moda a la abeja obrera, uno de los iconos del pasado industrial de Mánchester.

El icono pasado industrial de Mánchester

El estudio ha escogido a la abeja puesto que este insecto es uno de los símbolos más reconocibles del pasado industrial de Mánchester. Por esa misma razón, la tienda ha considerado que recuperar este símbolo es la mejor forma de mostrar su solidaridad con la ciudad.

Todo comenzó en la Revolución Industrial. En el siglo XIX, las fábricas textiles de Mánchester fueron descritas como "colmenas de actividad". Desde entonces, la abeja trabajadora se convirtió en el icono de un pueblo trabajador que en esta ocasión se ha unido para hacer frente a una de sus semanas más duras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?