Domingo, 17 de Enero de 2021

Otras localidades

Final de la Champions League

El Real Madrid gana la Duodécima

El equipo blanco agiganta su leyenda en la Liga de Campeones al ser el primer equipo que se lleva la competición en dos ediciones consecutivas. Cristiano Ronaldo volvió a ser clave con dos tantos

Los jugadores del Real Madrid celebran la Duodécima sobre el césped del estadio de Cardiff. / Chris Brunskill Ltd (Getty Images)

La Duodécima... y las que vendrán. Porque el idilio del Real Madrid con la Liga de Campeones no parece tener final. Lleva tres títulos en cuatro años y su dominio promete mucho más. El equipo blanco domina la competición no solo con sus doce títulos, sino porque es el único capaz de romper todos sus récords. El último, el de ser el primer conjunto que repite título dos años seguidos con el formato actual.

La Juventus fue menos rival de lo esperado y su solidez defensiva saltó por los aires cuando el equipo de Zidane encontró su estilo y a su estrella Cristiano Ronaldo. El portugués no solo abrió el marcador, sino que se encumbró -una vez más- como la auténtica bestia de esta competición.

No hubo sorpresas en el cartel y el choque tuvo los protagonistas que todos esperábamos: Isco en el Madrid, en lugar de Bale, y los once que habían llevado a la Juventus al doblete en Italia y, de nuevo, a la final de la Champions. Los italianos quisieron marcar territorio en el arranque e Higuaín avisó en dos ocasiones a Keylor Navas. En la primera lo hizo con un cabezazo. En la segunda, con un disparo en la frontal. En ambas el portero del Madrid resolvió sin problemas.

Cristiano celebra su primer gol en la final. / Carl Recine (REUTERS)

A fondo se tuvo que emplear el costarricense cuando Pjanic se encontró un balón para pegarle a placer. Su disparo bajo lo desvió Navas con la mano derecha en una intervención que certifica su enorme final de temporada, en el que ha sido clave en los éxitos del equipo de Zidane.

Pero la brillantez de Keylor no ocultaba una complicada realidad para el Madrid: que la Juve estaba siendo mejor. Sin embargo, no lo fue durante mucho tiempo. Solo hasta que aparecieron Carvajal y Cristiano Ronaldo. De nuevo, el lateral de los madrileños creció por su lado, desde donde centró a la frontal para que el portugués armara un disparo con el que se abrió el marcador de la final. Undécimo gol en la competición para Cristiano, la estrella de esta edición de la Liga de Campeones.

El siete del Madrid volvió a ser la vía de escape de ese Madrid que no termina de encontrarle el pulso a algunos partidos. Porque en la primera parte la Juventus supo presentar un partido físico que impidió que Modric e Isco participaran a su nivel habitual.

No fueron ellos los grandes protagonistas del encuentro y su equipo lo notó cuando la Juventus puso de manifiesto que no renunciaba a ganar. En la recta final de la primera mitad creció la presencia de Mandzukic, el hombre que no pudo triunfar en el Atlético. Y aunque al principio lo hizo por la tensión que mantuvo con Carvajal y Ramos, eso pasó a la historia cuando se inventó un gol inverosímil para que la Juventus empatara la final. El croata recibió la pelota de espaldas a la portería -en un toque de primeras de Higuaín- y, ante la imposibilidad de girarse, sorprendió a Navas con una parábola perfecta.

La final volvía a comenzar aunque se habían disputado 27 minutos. A partir de ahí no hubo un dominador claro, pero se vio un Real Madrid incómodo hasta el descanso, lo cual no quiere decir gran cosa cuando se trata del equipo blanco y de la Champions. ¿Cuántas veces no ha sobrevivido el once veces campeón a esta situación?

La reanudación ofreció un Madrid más entonado y con más sentido en su juego. Isco y Modric empezaron a tener más el balón y se vio a un Marcelo en su papel habitual, sumando mucho en el ataque del equipo de Zidane. Modric probó fortuna con un zurdazo que atajó sin problemas Buffon. Luego el lateral brasileño sirvió un centro al que no llegó por poco Cristiano en el segundo palo.

Eran los mejores minutos del Real Madrid, en el que ya habían empezado a calentar los suplentes. Todos los ojos estaban puestos en el héroe local, Gareth Bale, y en el nombre del jugador cuyo lugar terminaría ocupando. Y mientras muchos miraban a la banda llegó el segundo tanto de los madrileños. Vino de la bota derecha de Casemiro, que buscó con fe la pelota en la frontal del área para reventarla. La bola tocó en Khedira y cambió completamente la trayectoria para que Buffon no pudiera cazarla. Los blancos empezaban a tocar la duodécima.

Más todavía cuando, dos minutos después, Cristiano Ronaldo escribió la sentencia. De nuevo gracias a Carvajal, que habilitó por la derecha a Modric. El centro del croata al primer palo lo utilizó el portugués para batir de nuevo a Buffon. La Juve encajaba su tercer tanto, los mismos que en toda la competición hasta esta final.El tercer gol descolocó a los italianos, que en ningún momento supieron frenar el momento dulce del equipo blanco.

Por si quedaba alguna duda, la Juventus se quedó con diez por expulsión de Cuadrado a falta de cuatro minutos para el final. Era señal del desquiciamiento del cuadro italiano en este partido. No fue determinante porque el partido ya estaba ganado por el Madrid, que fue muy superior en la segunda mitad, en la que hizo valer su rol de auténtico dominador de la Champions.

Marco Asensio, ya en el descuento, solo certificó la superioridad de los blancos haciendo el cuarto y provocando una mirada perdida de Buffon, toda una leyenda que en Cardiff aguantó uno de los peores chaparrones de su carrera.

FICHA TÉCNICA

Juventus 1: Buffon; Barzagli (Cuadrado, m.64), Bonucci, Chiellini, Álex Sandro; Khedira, Pjanic (Marchisio, m.70); Dani Alves, Dybala, Mandzukic; e Higuaín.

Real Madrid 4: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Morata, m.89), Modric, Isco (Marco Asensio, m.82); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.77).

Goles: 0-1, m.20: Cristiano Ronaldo. 1-1, m.27: Mandzukic. 1-2, m.61: Casemiro. 1-3, m.64: Cristiano Ronaldo. 1-4, m.90: Marco Asensio.

Árbitro: Felix Brych (Alemania). Amonestó a Dybala (12), Pjanic (66) y Sandro (70) por el Juventus; y a Ramos (31), Carvajal (42), Kroos (53) y Asensio (90) por el Real Madrid. Expulsó a Cuadrado por doble amarilla (72 y 84).

Los jugadores del Real Madrid celebran su triunfo en el césped del estadio de Cardiff. / UEFA HANDOUT (EFE)

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?