Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Viajando hacia la costa libia

Proactiva Open Arms lleva dos años buscando financiación para sus misiones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo

Gerard Canals, miembro de Proactiva Open Arms, explica las operaciones de rescate a los jugadores del Manchester City ante la mirada del entrenador Josep Guardiola /

Aguas internacionales frente a la costa libia

El dinero confunde, obnubila, corrompe, mata. Pero también salva vidas, mejora las prestaciones, dignifica a las víctimas. Proactiva Open Arms (POA) lleva dos años buscando financiación para sus misiones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central.

El coste diario del Golfo Azzurro, el barco de los milagros, es de 4.683 euros. Cada misión de quince días supone 70.000 euros. Algunas misiones pueden salir algo más baratas, otras mucho más caras. Hace unas semanas tuvieron que hacer tres traslados en quince días hasta Sicilia con centenares de refugiados en cada viaje después de rescatarlos frente a las costas libias.

El barco paga un alquiler de 1.350 euros al día, 40.000 euros al mes, no importa si está salvando refugiados o amarrado. Cada día en puerto cuesta otros 350 euros extras. Hay que añadir unos 40.000 euros en gasoil y otros 2.000 euros en aceite al mes. El gasto en comida supera los 4.500 euros al mes y hay que dedicar otros 6.000 euros a medicinas, mantas, pijamas y equipos de aseo.

Los jefes de misión y el coordinador general son los únicos que cobran salarios. POA gasta cada mes 11.000 euros en sueldos y en seguridad social. El resto son voluntarios, incluido Oscar Camps, el presidente de POA. Pero la ONG se tiene que hacer cargo de todos los gastos de transporte, comidas y equipamientos de los 14 voluntarios que participan en cada misión.

Las 18 misiones del Astral y el Golfo Azzurro han rescatado a 16.000 refugiados durante el último año. El Astral no tenía capacidad para alcanzar las costas italianas. Su tarea era rescatar y trasladar a los náufragos a barcos más grandes. El Golfo Azzurro, con sus 38 metros de eslora y que opera desde diciembre, sí puede transportar a centenares de personas hasta Sicilia.

POA rescató y trasladó a otros 14.000 refugiados a la isla de Lesbos durante últimos meses de 2015 cuando el punto álgido de la dramática crisis humanitaria se situaba en la costa turca.

El 97% de todos los ingresos tiene su origen en donaciones privadas. Sólo un 3% está vehiculado a través de administraciones locales. La donación de una señora fallecida en 2016 supuso 118.000 euros para las arcas de la ONG. El cantante Joan Manel Serrat pagó las velas del Astral, el primer barco de Proactiva Open Arms, y el jugador de fútbol Xavi Hernández, una de las lanchas rápidas del Golfo Azzurro.

Pep Guardiola ha sido muy generoso y, además, ha abierto las puertas para que Oscar Camps dé una charla a toda la plantilla del Manchester City. "No se trata sólo de que nos ingresen dinero sino que formen parte de una cadena de solidaridad. Ellos son referentes mediáticos de miles de personas", explica Oscar a bordo del Golfo Azzurro mientras recorre las 200 millas náuticas (una milla igual a 1.852 metros) que separan Malta de las aguas jurisdiccionales libias.

Varios institutos de Pamplona idearon la campaña 'Navarra abre los brazos' y vendieron miles de litros de aceite envasados donados por una empresa navarra. Recaudaron 35.000 euros. Muchos colegios e institutos han realizado mercadillos solidarios y han enviado el dinero recaudado a POA. La ONG recibió 50.000 euros de la Fundación Barça para realizar campañas de sensibilización en nueve puertos catalanes con estudiantes de primaria y secundaria.

En 2016 recaudaron 3,3 millones de euros, un 40% de ese dinero gracias a dos documentales, 'Astral', dirigido por Jordi Évole, que mostraba una de las misiones de la ONG en el Mediterráneo, y 'To-Kyma' (la Ola en griego), realizado por Arantza Díaz y David Fonseca, que recogía el trabajo realizado en la isla griega de Lesbos. En los primeros cinco meses de 2017 ya llevan contabilizados 800.000 euros.

POA ha conseguido recientemente la donación de un barco de 47 metros de eslora por Ibaizabal, una empresa bilbaína de remolcadores. La nave lleva semanas en reparación en A Coruña y está previsto que el 1 de julio empiece a operar en el Mediterráneo central. La ONG tendrá un barco propio y se ahorrará el alquiler, pero tendrá que pagar los salarios de la tripulación, unos 14 sueldos más mensuales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?