Sábado, 06 de Junio de 2020

Otras localidades

Presupuestos UE

Bruselas confía en separar el 'brexit' de las negociaciones presupuestarias

Nadia Calviño, directora general de Presupuestos niega que la UE pretenda cobrar por la salida

Theresa May (L) junto al Comisario Europeo, Jean-Claude Juncker en su encuentro de octubre de 2016

Theresa May (L) junto al Comisario Europeo, Jean-Claude Juncker en su encuentro de octubre de 2016 / Yves Herman (REUTERS)

La maquinaria europea espera en punto muerto desde hace muchos días. Y no sólo para encontrar soluciones al difícil acuerdo de salida. Theresa May rechazó aprobar la revisión del marco plurianual presupuestario argumentando que no podía tomar ninguna decisión en la campaña. Y hoy, Instituciones y gobiernos confían que cumpla su palabra.

“Nosotros, claramente, trabajamos con la hipótesis de que después de las elecciones el Reino Unido va a mantener la posición que ha venido manteniendo hasta ahora, que es abstenerse respecto a la revisión de medio plazo y por tanto contribuir a la unanimidad necesaria. Es decir, no generar ningún tipo de obstáculo”, ha explicado Nadia Calviño, directora general de Presupuestos a la Cadena SER.

La denuncia del bloqueo inicial la lanzó el presidente Juncker en la última Cumbre de jefes de gobierno. Desde entonces, en las Instituciones esperan confirmar que el problema es únicamente técnico, es decir, que es verdad que el gobierno británico no puede tomar decisiones políticas en tiempo de campaña. “Creo que el Comisario e incluso el presidente Juncker han sido muy claros en el sentido de precisar que en lo que respecta al presupuesto comunitario el Reino Unido sigue siendo un estado miembro hasta que se produzca su salida y no hay ninguna razón para pensar que no van a comportarse con la lealtad con la que han venido actuando en los últimos meses”, ha insistido Calviño.

La reforma del Marco Plurianual Presupuestario requiere la unanimidad para ser aprobada. La Comisión aspira a través de ella a obtener mayor flexibilidad para poder usar el dinero no gastado en algunas partidas y ejercicios anteriores y de momento ya ha planificado un aumento del 8% para el presupuesto del 2018. Pero el aumento ha disgustado a los sectores más euroescépticos británicos que a través de los medios han expresado el temor a que la UE aproveche que es el último año en el que el Reino Unido participa en los pagos para aumentar los gastos. Una opción que rechaza Calviño, “el aumento importante se da porque en los últimos años la ejecución del presupuesto ha sido menor de lo esperado y ahora, a partir del 2018 esperamos que obtenga su velocidad de crucero”.

El presupuesto anual no se adopta por unanimidad o sea que el Reino Unido no lo podría bloquear pero sin aprobar por unanimidad la reforma del Marco Plurianual la comisión no podrá aumentar las partidas de proyectos sociales, como la Garantía juvenil o los proyectos del Horizonte Europa 20,20 o dedicar recursos algo más importante a los programas Frotnex de control de fronteras.

Este es el reto de un debate que se puede torcer si se acaba mezclando con el brexit. “Si finalmente no se lograse unanimidad tendríamos que revisar el presupuesto y esto puede poner en riesgo acuerdos políticos como la garantía juvenil”, dice la Directora General de Presupuestos.

Calviño rechaza de momento fijar los costes económicos para los presupuestos de la salida del Reino Unido “la contribución del Reino Unido varía dependiendo de la evolución del PIB y es aventurado hablar de una cifra concreta a aportar por el resto”, afirma. Mientras niega que la UE quiera ponerle un precio a la salida, “en absoluto estamos hablando de cobrar pero el Reino Unido ha participado en la toma de decisiones que implican costes y no puede ser que un socio decida irse sin asumir los compromisos tomados previamente”.

Es el primer problema de la negociación sobre el brexit que la UE aspira a comenzar, oficialmente el día 19. Negociación que si se mezcla con el debate presupuestario puede complicar la dinámica diaria de las Instituciones aunque Calviño aspira a que el proceso se pueda realizar sin enormes tensiones y sirva dice, “para que los retos y la salida de uno de los socios genere una dinámica positiva entre los 27 para poder entrar en una negociación ajustada a la realidad de un presupuesto comunitario que debe proporcionarnos a todos el crecimiento y el bienestar en el futuro”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?