Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Pide a sus pasajeros que voten si debería volar pese a los problemas del motor

La votación se llevó a cabo a mano alzada

El avión no pudo volar por problemas técnicos. / ()

Los pasajeros de un vuelo que realizaba la ruta entre Málaga y Bristol han vivido una de las peores experiencias que se pueden vivir a bordo de un avión después de que el piloto del vuelo EZY9958, que conectaba ambas ciudades, pidiera a los viajeros que votaran a mano alzada si querían volar pese a los problemas del motor.

El piloto de EasyJet les comentó los problemas técnicos que sufría el avión y que los dos motores tan solo tenían un 50% de posibilidades de funcionar. A continuación, el capitán de la aeronave pidió a los pasajeros que decidieran si querían volar o no, pese a que poner sus vidas en riesgo.

El vuelo, que debía volar a casa desde la localidad española el pasado jueves, se retrasó 36 horas. El sábado a primera hora, tras montar en el avión, el piloto volvió a explicar que, debido a los problemas técnicos, no sabía si los motores podrían funcionar al 100%, por lo que pidió a los pasajeros que votaran si querían volar o no.

"Alrededor de 12 personas quisieron quedarse"

 En declaraciones al Bristol Post, el pasajero Terri Hal explicó que, tras el comunicado del piloto, estuvo a punto de producirse un motín en el avión: "Hubo un montón de gritos y la gente comenzó a llorar exigiendo bajar. Mientras tanto, había alrededor de 12 personas que querían quedarse, pero el resto queríamos bajar".

El portavoz de los afectados, quien no quiso dar su nombre, explicó que en el avión había ancianos y muchos niños: "Lo peor fue que tuvimos que esperar otra hora o dos antes de que realmente nos dejaron salir del avión". A pesar de ello, el portavoz asegura que tanto el piloto como la tripulación de cabina fueron encantadores y que estaban tan frustrados como ellos por lo que estaba sucediendo.

EasyJet reconoce problemas técnicos

Un portavoz de la compañía ha confirmado que el vuelo EZY9958 de Málaga a Bristol el 8 de junio se retrasó durante la noche debido a un problema técnico. No obstante, la compañía emitió cupones de comida, alojamiento en hoteles y actualizaciones reguladas sobre los últimos movimientos del vuelo como recompensa.

"Nuestro equipo de ingenieros trabajó duro para tratar de conseguir que los pasajeros lleguen a su destino lo más pronto posible y originalmente planeó una salida el 10 de junio", explica el comunicado. No obstante, un segundo problema técnico provocó que la compañía tomara la decisión de recolocar a los pasajeros en un avión de reemplazo de Londres Gatwick ese mismo día para que, finalmente, pudieran llegar a su destino.

A pesar de los comentarios de los testigos, que aseguraron que el piloto pidió a los pasajeros que votaran si debería volar pese a los problemas del motor, la compañía ha negado dicha información y ha explicado que nunca dejarían que un avión despegara si tuviera problemas técnicos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?