Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Francisco Granados desvela la 'tortura' de su última noche en el calabozo

El supuesto cabecilla de la trama Púnica asegura que dos agentes le 'regalaron' una serenata en su última noche

Francisco Granados abandonó la prisión de Estremera, en Madrid, este pasado miércoles tras 31 meses encarcelado por por blanqueo de capitales y fraude. El exconsejero madrileño ha tardado solo unas horas en conceder su primera entrevista. En ella, apunta a Cristina Cifuentes como mano derecha de Ignacio González en el PP de Aguirre, pero también ha contado algunas anécdotas.

El supuesto cabecilla de la trama Púnica fue detenido en la puerta del colegio de su hija tras dejarla en la mañana de un lunes. La Guardia Civil lo llevó retenido a su casa para efectuar el registro y posteriormente fue trasladado al cuartel de Las Rozas. En el calabozo de la localidad madrileña permaneció cinco días hasta que el jueve Eloy Velasco le tomó declaración. Granados se queja de que en todos esos días solo comió galletas y zumo. "Uno no quiere que le den jamón de jabugo pero no parece lo más sano y saludable", asegura.

Además, según revela OK Diario, cuenta que dos guardias civiles le regalaron 'una serenta' en la última noche en el calabozo. "Me silbaron el himno del PP toda la noche y me susurraban 'vota Podemos' mofándose de la situación", relata. El exdiputado popular lamenta el comportamiento de estos agentes porque manchan el nombre de la institución y él "es muy fan de la Guardia Civil".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?