Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 10 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Los muertos por coronavirus han superado los 100.000, según la Universidad Johns Hopkins.
Pakistán

Condenado a muerte por un mensaje en Facebook

La campaña antiblasfemia que libra Pakistán en las redes sociales se ha cobrado su primera sentencia de muerte

Logotipo corporativo de Facebook.

Logotipo corporativo de Facebook. / GETTY IMAGES

Taimoor Raza, un chií de 30 años, se enfrenta a la pena capital en el país islámico por haber publicado un mensaje en Facebook en el que supuestamente insultaba al profeta Mahoma. Raza discutía en Facebook sobre religión con un hombre que resultó ser un agente antiterrorista. Fue detenido acusado de difundir un discurso de odio y ahora ha sido condenado por un tribunal de Bahawalpur, en Punjab. Puede recurrir ante el Tribunal Superior de Lahore y después podrá hacerlo ante el Tribunal Supremo.

Es la primera vez que un tribunal paquistaní, en este caso un tribunal antiterrorista, sentencia a pena de muerte a un ciudadano por blasfemar en la red social. La blasfemia es un asunto delicado en el país asiático. Las organizaciones internacionales de derechos humanos han denunciado en repetidas ocasiones tanto el funcionamiento del sistema judicial paquistaní como la legislación antiblasfemia y los abusos que se hacen con ella.

En el pasado los tribunales han sentenciado a muerte a acusados de blasfemia. Es el caso, por ejemplo, de la cristiana Asia Bibi, que vive en el corredor de la muerte desde hace siete años a la espera de una apelación que nunca se aclara. Este asunto también ha provocado linchamientos de multitudes que asesinan a una persona a la que acusan de haber blasfemado, unas acusaciones que tienen que ver más con venganzas personales que con supuestos delitos religiosos.

Hace un mes una turba asaltó una comisaría con la intención de matar a un hombre que estaba detenido por blasfemia. En ese asalto murió un niño de 10 años. La población paquistaní no parece condenar de forma unánime estos linchamientos. De hecho, los eventos que se celebran para conmemorar a Mumtaz Qadri, asesino de un político que se opuso a la polémica ley antiblasfemia, son multitudinarios.

El primer ministro, Nawaz Sharif, califica este delito como “ofensa imperdonable”, y está decidido a perseguirlo en todos los ámbitos. El nuevo escenario son las redes sociales. Este año Pakistán pidió ayuda a Facebook para investigar el contenido blasfemo que supuestamente circulaba por la red social. La compañía envió un equipo al país para estudiar las preocupaciones del Ejecutivo paquistaní, pero aseguró que lo haría protegiendo la privacidad de sus usuarios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?