Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

Medicina

Un nuevo tratamiento contra el cáncer podría ser peligroso

Los inhibidores de la proteína Plk1 son un “prometedora” terapia para tratar algunos tumores, pero, según un estudio español publicado hoy en la revista “Nature Medicine", su uso prolongado puede producir rotura de vasos sanguíneos y problemas cardiovasculares severos.

Investigadores del CNIO advierten de la existencia de un grave efecto secundario en un nuevo y prometedor tratamiento contra el cáncer.

Investigadores del CNIO advierten de la existencia de un grave efecto secundario en un nuevo y prometedor tratamiento contra el cáncer. / Cadena SER

 Como dice el refrán: a veces "es peor el remedio que la enfermedad". Pues eso mismo ha pasado con un nuevo y prometedor tratamiento contra el cáncer que ahora se está ensayando con pacientes.

Este nuevo fármaco bloquea una proteína (llamada Plk1) y podría funcionar para el tratamiento de tumores como la leucemia. Sin embargo, un equipo del CNIO (el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas) acaba de descubrir que esta proteína no sólo regula el crecimiento tumoral, sino que es también esencial para el control de la contracción de las arterias y la presión sanguínea.

Efecto secundario

Y ésta es la consecuencia en la práctica: al bloquear esta proteína, se pueden provocar también aneurismas (es decir, una peligrosa dilatación un vaso sanguíneo) e, incluso, roturas de la aorta, que es nuestra vena principal. Y este efecto secundario indeseado lo han probado ya con ratones.

En concreto, para estudiar la función de Plk1, los investigadores generaron una variante de ratón con niveles disminuidos de esa proteína. “Fue sorprendente, la mitad de los ratones fallecían de hemorragias torácicas debidas a la rotura de las arterias”, explica Guillermo de Cárcer, investigador del CNIO y primer autor del artículo.

Así que estos investigadores españoles advierten que habría que revisar el uso de estos inhibidores de Plk1 en la clínica. “Desgraciadamente, todos los fármacos tienen un efecto secundario u otro. El problema es no conocerlo. Tenemos que estudiar muy bien la función biológica de las proteínas antes de emplearlas como dianas terapéuticas en pacientes. Sólo así podremos diseñar protocolos de uso adecuados a los pacientes y con un menor número de efectos secundarios”, concluyen estos investigadores del CNIO.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?