Tribunales
Miguel Blesa

Las últimas horas de Blesa

Este jueves el Instituto de medicina legal de Córdoba realizará la autopsia

En la imagen, Miguel Blesa durante su comparecencia en la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid. (EFE)

Madrid

La reconstrucción de las últimas horas de Miguel Blesa está llena de dudas. La información corre a cargo de los trabajadores de la finca y su gestor, las únicas personas que estaban con el exbanquero en el momento de su muerte.

Miguel Blesa llegó anoche a la finca Villa del Toro alrededor de las dos de la mañana con la previsión de quedarse un par de días, días en los que tenía programadas varías cacerías. La primera para este mismo miércoles a las nueve de la mañana. El expresidente de Caja Madrid se acostó tarde tras el viaje desde Madrid hasta la finca cordobesa y se levantó temprano para desayunar en compañía del gestor de la finca -y amigo personal de Blesa- un trabajador y el guarda.

Más información

Blesa ha desayunado con estas tres personas y después de desayunar se ha levantado de la mesa diciendo que iba a mover el coche y es en la cochera donde ha tenido lugar el suceso, según ha confirmado a la SER un trabajador de la finca, que ha explicado que el suceso ha tenido lugar en la cochera, aunque en el exterior del vehículo.

De momento en el registro que se ha hecho en la finca no se ha encontrado ninguna carta de Blesa o algún elemento clave que hiciese prever este desenlace. Un disparo en el pecho con su propio rifle que estaba en el coche del exbanquero, arma para la que Blesa tenía licencia. Tiene licencias D y E para un total de 15 armas. Los trabajadores de la finca y la familia propietaria han explicado a la SER que dan por hecho que se trata de un suicidio.

Tras el levantamiento del cadáver, la investigación continúa. Este jueves por la mañana se le hace la autopsia en el Instituto de medicina legal de Córdoba y a última hora de la mañana el TSJA se dará a conocer los resultados. En este informe final se va a confirmar la hipótesis principal del suicidio que maneja la Guardia Civil. Esta teoría se maneja desde el primer momento después de ver la dirección del tiro, la caída del arma y la longitud del brazo de Miguel Blesa. El expresidente de Caja Madrid ha fallecido por una perforación en el tórax y presuntamente ha utilizado un arma de caza, una de las quince que constan en el servicio de intervención de la Guardia Civil. Las primeras declaraciones policiales han terminado. Las autoridades han hablado con el gestor de la finca, que no era propiedad de Blesa, con uno de los trabajadores, al guarda y también a uno de sus hijos: en sus relatos no aparece ningún elemento que pudiera hacer prever este fatal desenlace

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad