Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Qué dirá Rajoy y qué no volverá a repetir

La fonoteca permite anticipar cuál será la respuesta del presidente del PP ante los hechos que han llevado a su partido a ser acusado como partícipe a título lucrativo de los manejos de la trama Gürtel y que han quedado evidenciados en la vista oral

Mitin de cierre de campaña del PP en la plaza de toros de Valencia para las elecciones generales del 9 marzo de 2008. Mariano Rajoy saluda a los asistentes. A su izquierda, agachado, Álvaro Pérez Alonso, conocido como "El Bigotes", presidente de Orange Market, la compañía que gestionaba los negocios de la presunta trama de corrupción y tráfico de influencias dirigida por Francisco Correa / ()

Las acusaciones del caso Gürtel han tenido que pedir tres veces la declaración de Mariano Rajoy como testigo para conseguir que fuera aceptada. En febrero del año pasado, los tres jueces que componen el tribunal rechazaron la primera petición. Ocho meses después, en octubre, denegaron la segunda. Finalmente, el pasado mes de abril, a la tercera, aceptaron que Rajoy comparezca en calidad de testigo. Los nuevos hechos que se han acreditado durante la vista oral han motivado el cambio de criterio de los jueces. Ahora creen que Rajoy puede aclarar algunas cosas que se han dicho ya que, desde finales de 2003, ha sido secretario general y presidente del PP. El Partido Popular está acusado a título lucrativo en esta causa, es decir, por haberse beneficiado de los manejos de la trama.

¿Qué se ha dicho en el juicio para que Rajoy tenga que prestar testimonio?

Fundamentalmente, dos cosas. La primera, la declaración del presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, quien aseguró que él, en persona, llevó dinero a Luis Bárcenas, por aquel entonces tesorero del partido, a la sede de la calle Génova. Era el pago de comisiones ilegales a cambio de adjudicaciones de obras

La segunda declaración comprometedora para el PP la hizo un empresario Alfonso García-Pozuelo, que reveló al tribunal que había dado dinero al PP con Correa de intermediario.

Aunque no es el objeto de este juicio, ya que eso se ventilará en otra causa, el tribunal también ha permitido preguntas por la caja B que durante 20 años manejó el PP. De hecho, una de las fiscales del caso se interesó por los detalles de esa contabilidad paralela cuando interrogó al propio Bárcenas.

Por cierto, en esa contabilidad "extra contable" se incluía el pago de sobresueldos al propio Rajoy, según Bárcenas, aunque esto no lo dijo en el juicio, sino a las puertas de la Audiencia Nacional en declaraciones a los periodistas. Era el 23 de enero de 2015.

El caso Gürtel estalla en 2009 y desde entonces se han dicho muchas cosas. Tomando como referencia lo que guarda la fonoteca, se puede intentar anticipar qué va a decir Rajoy.

¿Cómo responderá a la declaración de Francisco Correa que revela la financiación ilegal del PP?

Lo más seguro es que lo primero que quiera dejar claro Rajoy es que fue él quien echó a Correa del PP cuando llegó en 2004 a la presidencia del partido. Así se lo contó a Carles Francino en una entrevista en Hoy por hoy, en la SER, el 24 de febrero de 2009. Hacía pocos días que había estallado el caso Gürtel y esa era su principal línea de defensa.

Luis Bárcenas, que por aquel entonces era gerente del partido, corroboró durante su declaración en el juicio esa versión que había dado Rajoy.

De hecho, fue Bárcenas el encargado de informar a las distintas sedes regionales del partido de que ni una más, de que ya no se contrataba con las empresas de Correa, pero hubo una comunidad que se rebeló: la Comunidad Valenciana que entonces presidía Francisco Camps.

De hecho, en 2008, cuatro años después de que Rajoy echara a Correa y sus secuaces del PP, Rajoy fue fotografiado en un multitudinario mitin de las elecciones generales muy sonriente, con los brazos en alto, las manos haciendo el símbolo de la victoria y "ese genio", Álvaro Pérez, el Bigotes, detrás, agachado, flanqueando al presidente y protegiéndole del asedio de los fotógrafos. La instantánea desmonta la tesis de que Correa y sus adláteres habían salido del PP en 2004.

Desde 2009 se han dicho muchas cosas, pero no siempre se ha dicho lo mismo sobre la financiación ilegal del PP. Por ejemplo, Rajoy fue tajante en septiembre de 2013 en una entrevista en Bloomberg: "No hubo financiación ilegal".

Sin embargo, justo dos años después, en septiembre de 2015, en una entrevista en Onda Cero, Rajoy ya no era tan firme en su relato. Aseguró "con absoluta franqueza que yo desconocía esa contabilidad B... si es que existe. Desde luego la contabilidad B no es del PP, sería de la persona que hizo la contabilidad B, que es el señor Bárcenas".

Así que lo más probable es que, si le preguntan, Rajoy sostenga esta mañana que la contabilidad B del PP elaborada por el tesorero del PP era una cuestión personal del tesorero del PP pero que no tenía nada que ver con el PP.

¿Qué puede decir el presidente sobre su relación con Luis Bárcenas?

No obstante, Luis Bárcenas fue tesorero del PP por decisión de Rajoy. Fue él quien le nombró en 2008, tras muchos años como gerente del partido. Lo que a buen seguro no dirá Rajoy es lo que sostuvo el 11 de febrero de 2009 cuando estalló el caso "Gürtel". Entonces aseguró que "la acusación contra el señor Bárcenas es absolutamente falsa".

Es más que probable que tras un "Luis se fuerte" por sms, un despido en diferido, una instrucción judicial larguísima y una vista oral muy profusa en detalles, Rajoy ofrezca esta otra versión que dió el 1 de agosto de 2013 durante su comparecencia extraordinaria en el Senado. Ese día aseguró: "Me equivoqué al mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no la merecía".

¿Qué dirá Rajoy sobre el uso de la contabilidad B?

Respecto a la doble contabilidad del PP  aparte de estar acreditado judicialmente el pago en 'B' de parte de la obra de reforma de la sede de la calle Génova, también se ha demostrado que dirigentes populares recibieron dinero negro, algunos incluso lo han reconocido públicamente.

Sobre esto, la primera explicación que dio Rajoy fue varios días después de que el diario El País publicase el 31 de enero de 2013 los famosos papeles de Bárcenas en los que figuran anotaciones manuscritas de entregas de dinero negro a destacados dirigentes del PP, entre ellos, el propio Rajoy. Fue cuando dijo aquello de "todo es falso, salvo alguna cosa".

Meses después, en esa comparecencia en el Senado del 1 de agosto de 2013, negó así los pagos en negro en su partido.

A renglón seguido añadió que esos pagos eran perfectamente legales (aunque no figuraran en la contabilidad oficial del partido) y que quizá el problema era que los perceptores del dinero no lo declararon a Hacienda.

Y respecto a la acusación directa que en su día hizo Bárcenas de que también Rajoy recibió sobres con dinero, el presidente lanzó aquel verano de 2013 su alegato defensivo más firme. Dijo que siempre había actuado con honestidad y ética y que "no he venido a la política a enriquecerme porque tengo profesión".

Esta puede ser la línea argumental que sostenga Rajoy en el primero de los juicios de la trama Gürtel, a los que -recordemos- seguirán varios más porque hay distintas causas abiertas. Quizá lo que hoy pueda decir el presidente no sea tan trascendente para esta causa como para las que están por venir, entre ellas, la más delicada para el PP y su presidente, la de los papeles de Bárcenas. Eso se verá con el tiempo. Pero si algo se puede afirmar con seguridad es que hoy no volveremos a oír a Mariano Rajoy repetir esto que dijo en 2009 cuando estalló el caso Gürtel cuando aseguró "esto no es una trama del PP, es una trama contra el PP que es una cosa muy distinta".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?