Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

Los países del este se quedan sin argumentos legales y pierden su pulso anti refugiados

El Tribunal europeo de Luxemburgo ha desestimado el recurso de Hungría, Eslovaquia y Polonia contra el reparto forzado y avala soluciones excepcionales ante una llegada masiva de inmigrantes

Detalle de la entrada al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en Luxemburgo. / ()

Hungría, Eslovaquia y Polonia han perdido el pulso anti refugiados. El Tribunal Europeo de Justicia ha rechazado su recurso y confirma que el Tratado autoriza a buscar soluciones excepcionales ante una llegada masiva de inmigrantes.

No es el final de la polémica porque falta saber si el mecanismo provisional se puede convertir en permanente, pero los países del este que han mantenido bloqueado el reparto aprobado en 2015, ya no tienen argumentos legales para seguir rechazando refugiados.

El artículo 78.3 del Tratado de Funcionamiento de la UE establece que "en caso que uno o varios Estados miembros se encuentren en una situación de urgencia por llegada imprevista y masiva de personas de países terceros, el Consejo a propuesta de la Comisión, puede adoptar medidas provisionales para favorecer a los Estados afectados. Actuando tras consultar al Parlamento Europeo".

Medida insolidaria sin razones legales

La decisión contra la que se ha mantenido esta pelea fue tomada por el Consejo Europeo en septiembre del año 2015. El rechazo de los países del este fue superado con una votación en la que contra su voluntad, la mayoría decidió un reparto de 120.000 personas con derecho al asilo a través de un Mecanismo de cuotas forzadas. La decisión completaba un primer reparto de emergencia de 40.000 personas, este de forma voluntaria y con cuotas indicativas.

Esas cuotas de reparto fueron la base para fijar la obligación validada este miércoles por el Tribunal Europeo que rechazando todos los argumentos de Hungría, Eslovaquia y Polonia deja la protesta de estos gobiernos en una pataleta insolidaria sin razones legales que puedan justificarla.

La decisión confirma que el Consejo de jefes de gobierno puede tomar decisiones obligatorias por mayoría y por vías no legislativas que es el modelo seguido para esta decisión, razón con la que el Tribunal justifica que se rompa la tradición de la unanimidad en la toma de decisiones de los jefes de gobierno europeos.

Un antes y un después en la vida comunitaria que países como Hungría y Polonia amenazaban con bloquear. El Tribunal también ha rechazado que la falta de votación en el Europarlamento supusiera una ilegalidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?