Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Redes Wi-Fi gratuitas: ¿Son seguras?

La mayoría se conecta sin ser consciente de los riesgos. Los expertos aconsejan no utilizarlas para transacciones de banca

Es una realidad que ha venido para quedarse. Desde hace años, tiendas, restaurantes, y organismos institucionales ponen a disposición del cliente o usuario la conexión gratis a la red Wi-Fi. De entrada este proceso de ofrecer datos a cambio de conexión podría parecer muy sencillo pero, a menudo, se convierte en una amenaza para la seguridad de los ciudadanos que confían en cualquier red que proporcione gratuidad y rapidez.

Pedro Martínez Busto, responsable de producto de HPE Aruba explica que hay que ser "especialmente cuidadosos con la información que se pasa cuando estamos conectados a una Wi Fi pública. Yo no recomendaría nunca hacer transacciones de banca por Internet, ni pasar información confidencial que no quieras que se comparta. Normalmente en las redes públicas el tráfico que enviamos desde un dispositivo móvil no va encriptado, no va protegido con un algoritmo de seguridad, con lo cual cualquier otra persona que tenga un dispositivo Wi-Fi podría escuchar mi conversación, podría escuchar la información que envío a la red y podría enterarse de la información o de la transacción que yo estoy haciendo".

Los expertos recomiendan conectarse para ver prensa, fotos, o para  navegar por la red, pero dejando las operaciones más delicadas, como compras o transferencias, para cuando estemos en casa.

¿Cómo identificar una red segura?

"Señales evidentes no hay", explica el experto de HPE Aruba, pero si hay menos riesgo si nos piden una contraseña o si vemos el candado de seguridad. "En ocasiones nos encontramos que las redes nos piden el acceso a conocidas redes sociales para derivar a una conexión gratuita. Este tipo de prácticas están muy extendidas y no son incorrectas, pero debemos saber a quién ofrecemos nuestros datos porque la facilidad de que un hacker acceda a través de estas redes desprotegidas es cada vez una posibilidad más sencilla", explica José Tormo, director regional de Iberia de HPE Aruba.

Los ciberdelincuentes aprovechan cualquier vulnerabilidad de la red para robar datos que después comercializan o utilizan con fines dudosos. Todo el material que se comparte por la red es susceptible de ser atacado y espiado. Los ciberataques se multiplican, en gran medida, porque resulta rentable obtener datos de ciudadanos anónimos para vender o para extorsionar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?