Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

Donald Trump

Trump se estrena en la ONU señalando a dos países como amenazas mundiales

El presidente de EEUU, después denostar en su etapa como candidato al organismo internacional, dice ahora que una reforma eficiente del sistema de Naciones Unidas contribuirá a la paz global

El presidente estadounidense, Donald Trump, a su salida de una reunión sobre la necesidad de reformas en el funcionamiento de la ONU, en la víspera de la celebración de su Asamblea General, en la sede de la ONU de Nueva York, (EEUU)

El presidente estadounidense, Donald Trump, a su salida de una reunión sobre la necesidad de reformas en el funcionamiento de la ONU, en la víspera de la celebración de su Asamblea General, en la sede de la ONU de Nueva York, (EEUU) / JUSTIN LANE (EFE)

Es la primera vez que Donald Trump da un discurso en Naciones Unidas y toda la atención está, inevitablemente, puesta sobre él. Durante la campaña electoral, incluso como presidente electo, Trump denostó el papel de la ONU y amenazó con recortar los fondos de Estados Unidos, su principal donante. Pero en la 72ª Asamblea General se presenta ante el resto del mundo como el líder que va a presionar al organismo para que acelere su restructuración y sea más eficiente para alcanzar el fin último de la paz mundial.

La jornada de discursos la va a inaugurar el presidente de Brasil, Michel Temer. Después será el turno del estadounidense. Según sus asesores, Donald Trump va a defender su programa “America First”, va a tratar la crisis con Corea del Norte, el conflicto en Oriente Próximo y el acuerdo nuclear con Irán.

La administración estadounidense se ha dado de plazo hasta octubre para determinar si Teherán lo está cumpliendo; fuentes cercanas al presidente creen que aunque técnicamente los iraníes lo estén respetando, el gobierno de Hassan Rouhani apoya el terrorismo en la región y Trump ha amenazado en más de una ocasión con romper el acuerdo que firmó su antecesor, Barak Obama. El presidente iraní intervendrá en la Asamblea el miércoles y alertará del error de socavar el pacto nuclear.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también se dirigirá hoy ante el resto de líderes, como el colombiano, Juan Manuel Santos, aunque casi son más sonadas las ausencias que el resto de intervenciones. No estarán los presidentes de los países que actualmente dominan la agenda internacional, ni Rusia, ni China, ni Corea del Norte, ni Siria, tampoco Venezuela, ni Cuba, en la que sería la última asamblea general de Raúl Castro que se comprometió a dejar el poder en 2018. El presidente español, Mariano Rajoy, tampoco ha venido a Nueva York, en su lugar lo ha hecho el ministro de exteriores, Alfonso Dastis.

La eterna reforma de las Naciones Unidas

El principal mensaje en la apertura de esta Asamblea General ha sido la necesidad de reformar la estructura de las Naciones Unidas para hacer un organismo más eficiente en todos los sentidos. El Secretario General, Antonio Guterres, ha dicho que el objetivo “es convertir las Naciones Unidas del siglo XXI en un organismo que se centre más en las personas y menos en los procesos burocráticos”.

Donald Trump, ha mostrado su confianza en un organismo que anteriormente ha calificado de incompetente. Como representante del país anfitrión ha dicho en su primer discurso público que está seguro de que, si se llevan a cabo unas reformas que permitan la eficiencia en la gestión y ejecución de los proyectos, la ONU “va a resurgir como un organismo más fuerte, eficaz y justo que vele por la armonía y la paz en el mundo”. Trump ha traído la polémica ya en su primera intervención al hablar de sus negocios ante el resto de líderes mundiales. Ha dicho que él siempre ha sabido del potencial de las Naciones Unidas y por eso abrió su Trump Tower de Nueva York justo enfrente del organismo internacional. No ha hecho alusión los comentarios que hizo como presidente electo cuando dijo que la ONU era "un club inoperante y débil donde la gente iba a hablar y a pasarlo bien".

La primera reunión bilateral que ha mantenido Trump ha sido con Benjamín Netanyahu, el primer ministro israelí, a quien le ha reiterado el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con la seguridad de Israel y con quien ha hablado de cómo contrarrestar "la maligna influencia de Irán", según ha explicado la Casa Blanca en un comunicado. Con el presidente palestino, Mahmud Abbas, se reunirá mañana miércoles.

Este lunes también se ha visto con Emmanuel Macrón, el presidente francés, a quien le ha dicho que quiere celebrar el 4 de julio con el desfile militar con el que Francia celebra el día de la Bastilla. Trump ha cerrado este primer día cenando con los representantes latinoamericanos, entre los que solo había tres presidentes: de Colombia, Brasil y Panamá, con quienes han hablado de la situación en Venezuela, según ha informado la Casa Blanca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?