Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

España ya mira al Mundial de Rusia

El equipo de Lopetegui cierra con victoria una fase de clasificación en la que ha recuperado las sensaciones perdidas tras el Mundial de Brasil y la Eurocopa de Francia. Illarramendi hizo el tanto español con un disparo espectacular desde fuera del área

Los jugadores de España celebran el gol de Asier Illarramendi a Israel. / ()

España acudía al choque con el billete para el Mundial de Rusia comprado después de una clasificación impecable en el que tuvo que demostrar que era mejor equipo que la Italia que le había asestado un durísimo golpe en la pasada Eurocopa. Por eso Lopetegui introdujo bastantes novedades en su once. La más notable, la de un Jonatan Viera que tuvo como misión aportar a la construcción del juego. Alrededor del jugador de la UD Las Palmas se situaron Pedro (derecha) y Asensio (izquierda). Por detrás de ellos, un Busquets que cumplía su partido cien con la Roja y un Illarramendi en uno de sus mejores momentos como futbolista.

No le costó a España plasmar su superioridad en el campo. Dominó el balón desde el inicio dejando claro quién tenía la jerarquía en el partido. Más claro lo dejó Asensió, que fue el futbolista más activo del equipo español desde ese lado izquierdo en el que siempre se sintió cómodo y desde el que creó buenos acercamientos para la selección. Su juego solo tuvo un pequeño pero: le costó encontrar a Aritz Aduriz, nueve puro y duro del equipo.

El último once de España en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia. / RONEN ZVULUN (REUTERS)

La amenaza, sin embargo, no se convirtió en oportunidades claras. España, lejos de importunarse, decidió recurrir a los disparos lejanos para intentar sorprender al guardameta Harush. El primero en hacerlo fue Viera. Su bola se marchó un palmo por encima del larguero de Israel. Después probó fortuna Sergio Ramos poniendo sobre la mesa un recurso del que no suele tirar pero que también tiene. La respuesta del guardameta también fue acertada.

La mejor ocasión de la primera mitad llegó en una rápida contra protagonizada por Pedro Rodríguez. El canario se plantó delante del portero de Israel y trató de definir con precisión. Le adivinó las intenciones el guardameta. Si hubiera mirado a la izquierda habría podido encontrar a Aduriz solo delante de la portería rival. En un partido sin urgencias, la decisión del fútbolista del Chelsea no tuvo mayores consecuencias.

España llegó al descanso con la sensación de sentirse muy superior al rival aunque también con la de no dejarlo patente (en el marcador) en el partido. Todo el mundo sabe las diferencias que hay entre un equipo y otro, pero para resolver cualquier duda valía con mirar la tabla de este grupo de clasificación para el Mundial, en el que la Roja era líder con el doble de puntos que su contrario. En cualquier caso, Israel se fue al vestuario con un aviso: una jugada desde el costado derecho de Kabha al que no llegó por muy poco Hemed.

La reanudación trajo un cambio ofensivo en el equipo de Lopetegui por el que Sergio Ramos dejó su sitio en el campo a Iago Aspas. Cambió poco el encuentro, que siguió jugándose en la frontal del área de Israel. Los acercamientos se produjeron como caen los granos en un reloj de arena, pero el gol no hacía acto de presencia. Ni siquiera en una ocasión clara de Aduriz, solo ante el portero tras un centro de primeras de Asensio. Difícil ver fallar al ariete del Athletic un balón tan aparentemente fácil.

Aspas intenta marcar nada más saltar al terreno de juego en la segunda mitad. / RONEN ZVULUN (REUTERS)

Con 25 minutos por delante llegó el momento de Isco, que entró por un Aduriz al que Lopetegui no le dejó tiempo para desquitarse del fallo anterior. El dominio de España solo se vio interrumpido por la entrada en el campo del veterano Yossi Benayoun, exjugador del Racing y de media Premier League. Y nada más producirse otro cambio, el de Callejón por Pedro, llegó el tanto de la Roja.

La jugada se resume de forma muy sencilla, porque fue un disparo tremendo de Illarramendi desde la frontal del área. Un golpeo digno de los más virtuosos. La pelota cogió un efecto que hizo que la pelota se fuera ajustando hacia el palo haciendo imposible la estirada de Harush. Un gol para enmarcar y que hacía justicia al momento de Illarramendi y a toda la fase de clasificación para el Mundial. Habría estado feo acabarla con un empate sin goles después de tanto y tan buen trabajo realizado por los de Lopetegui.

También para enmarcar fue un pase de Isco a Callejón a falta de dos minutos para el final que terminó en las botas de Asensio. La joven estrella del Real Madrid estaba en fuera de juego cuando armó el disparo con el que batió al portero de Israel. No valió el gol. Tampoco hacía mucha falta. Porque España era mundialista oficialmente desde el viernes y oficiosamente desde su gran victoria en el Bernabéu ante Italia. Ahora ya puede pensar en Rusia 2018, donde viajará con un bloque que puede optar a todo.

FICHA DEL PARTIDO

Israel 0: Harush; Keltjens, Tibi, Ben Haim, Davidzada; Natcho, Cohen, Kabha (Bitton, m.67); Melikson (Ben Chaim, m.54), Atar (Benayoun, m.75) y Hemed.

España 1: Reina; Azpilicueta, Nacho, Sergio Ramos (Iago Aspas, m.46), Monreal; Busquets, Illarramendi; Pedro (Callejón, m.76), Jonathan Viera, Asensio; y Aduriz (Isco, m.65).

Goles: 0-1, m.76: Illarramendi (Así lo cantó Antonio Romero en Carrusel Deportivo).

Árbitro: Craig Thompson (Escocia). Amonestó a Davidzada (52) por Israel.

Incidencias: último partido de la fase de grupos de la clasificación al Mundial 2018, disputado en el Itztadion Teddy. Yossi Benayoun fue homenajeado por sus 100 internacionalidades con Israel.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?