Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Sebastian Kurz, candidato conservador

Es joven, guapo, sobradamente preparado, un mesías para sus fans y un mini-dictador para sus detractores

El ministro de asuntos exteriores austriaco Sebastian Kurz del partido OeVP conservador y segun las encuestas, el partido que mas se votará el proximo domingo / ()

Este domingo se celebran elecciones generales en Austria donde una figura, la del conservador Sebastian Kurz, sobresale por encima de las demás. Si se cumplen las encuestas, este joven político se convertirá en el jefe de gobierno más joven de la Unión Europea y de la historia de Austria.

Con 31 años es ministro de asuntos exteriores, y líder del partido de los ciudadanos de Austria, OVP, actualmente en el poder formando parte de una coalición de gobierno. Con una carrera política meteórica, sin apenas experiencia en la empresa privada y sin acabar la carrera universitaria de Derecho, tiene todas las papeletas para ganar las elecciones.

El éxito de Kurz

La campaña de Sebastian Kurz se ha basado en su carisma, muy personificada en su figura de joven político y prometiendo que traerá un aire nuevo al viejo partido, incluso si sus políticas en asuntos como inmigración e integración son bastante rancias como para haber sido de un partido de extrema derecha.

Se ha alejado de esos viejos clichés, presentando una imagen de deportista, windsurfista y escalador que ha regenerado el nuevo partido del pueblo cambiando el color de su enseña del negro al turquesa y trayendo a candidatos de otros espectros del panorama político. Su lema “ahora o nunca” combinado con “ahora, Kurz” le ha llevado en las encuestas a liderar la carrera con uno de cada tres votos teniendo a los socialdemócratas echándole la respiración en la nuca.

Políticas que defiende el candidato

El OVP ha estado en el gobierno durante más de 30 años y sus oponentes usan el slogan de “es el momento de algo nuevo”. De las políticas que defiende Sebastian Kurz aquí van algunas perlas.

Se ha opuesto a la apertura de fronteras en 2015 durante la crisis migratoria europea. También en restringir beneficios a los refugiados y otros nuevos recién llegados ya que asegura que quiere parar la inmigración ilegal para que haya orden y seguridad en Austria y hacer una sociedad más segura para los que realmente necesitan ayuda. Austria acogió a un número de refugiados que suponían el 1% de su población, y eso fue el argumento usado por el partido de Kurz para justificar el aumento del paro y el incremento de la inseguridad. Argumentos muy similares a los del FPO, el ultraderechista que estuvo a punto de ganar las elecciones presidenciales hace dos años.

En economía, Kurz defiende una bajada de impuestos para las compañías y se opone al matrimonio homosexual. En Austria ha gobernado una coalición de derechas y socialistas 44 de los 72 años de democracia por lo que muchos quieren un cambio de sistema, y creen que aunque Sebastian Kurz este liderando uno de esos dos partidos que se han alternado en el poder, puede cambiar las cosas. El domingo por la noche saldremos de dudas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?