Directo

SESIÓN DE CONTROL Sigue en directo la sesión de control al Gobierno en el Congreso

Baloncesto
NBA

LeBron como salvación de un Este en depresión

La fuga de talentos al Oeste deja en una situación muy complicada a la Conferencia Este, donde los Cavs de LeBron aspiran a reinar, con los Celtics como única alternativa

Kevin Love, LeBron James y Dwyane Wade. / Brad Mills (USA TODAY Sports)

Madrid

Este octubre nos está regalando cosas verdaderamente maravillosas. Primero, el día 6 se estrenó Blade Runner 2049, para disfrute de todos aquellos que nos quedamos prendados de la mística del universo que Ridley recreó hace 35 años, producto de la pluma de Philip K. Dick. En segundo lugar, el pistolezo de salida a un nuevo curso en la NBA, la mejor liga de baloncesto del planeta.

Tras un curso récord como el que vivimos la temporada pasada, la expectación sobre esta campaña es máxima. Pero, como alguien tiene que hacer el trabajo sucio, es un placer levantar el cadáver de la Conferencia Este y arrojar algunas de las claves que llevarán a las quince franquicias que la habitan a cumplir sus objetivos, ya sean de gloria o tragedia.

El orden de los equipos va en base a su clasificación en la regular season de la 2016/2017.

1.- Boston Celtics (Irving, Smart, Hayward, Tatum y Horford). Danny Ainge ha espabilado, al fin. Tras toda la temporada pasada jugando al escondite con su añorado pick de los Nets, el dos veces campeón de la NBA dio un golpe sobre la mesa. Kyrie Irving viajó de Cleveland al Garden a cambio del mencionado pick, Jae Crowder, Isaiah Thomas y Ante Zizic. Además, Gordon Hayward dejó su añorada Utah para unirse a la causa verde, además de Aaron Baynes, el drafteado Jayson Tatum y Shane Larkin. ¿El objetivo? Volver a las Finales de nuevo, tras visitarlas por última vez en 2010 ante los Lakers de Pau y Kobe. Todo al verde, veremos si sale bien.

2.- Cleveland Cavaliers (Thomas, Wade, LeBron Crowder y Love). Tres Finales seguidas, y pinta a que jugarán la cuarta sin apenas sudar. Pese a perder a toda una estrella como es Irving, los Cavs han ganado en profundidad de banquillo con todo lo que vino de Boston, además de las llegadas de estrellas en decadencia como Rose o Wade. LeBron jugará mejor que el año pasado, pues ser Dios es lo que tiene. Ni todas las sediciones que puedan congregarse en Boston impedirán al 23 jugar la novena final de su carrera, la octava de forma consecutiva. Como diría aquel: Cavs in six.

3.- Toronto Raptors (Lowry, DeRozan, Miles, Ibaka y Valanciunas). Como comprarse un adosado cuando no puedes hacerte con un chalet. Que sí, que para las visitas está bien, pero no da para mucho más. El techo de los canadienses llegó en 2016, cuando hicieron la mejor temporada de su corta historia, llegando a jugar la final de Conferencia. Pese a las buenas intenciones y los refuerzos que llegaron a mitad de la temporada pasada, los Raptors son solo un buen equipo que volverán a jugar los playoffs y punto.

4.- Washington Wizards (Wall, Beal, Porter Jr, Morris y Gortat). El año pasado fueron uno de los equipos más apetecibles de ver. El combo Wall-Beal mola, son una mezcla de carácter y talento muy top pero, cuando el quinteto titular se sienta a descansar, aquello es una película de terror barata. Mérito el de forzar a siete partidos a los Celtics el año pasado, pero no se espera mayor mejora para esta temporada. 

5.- Atlanta Hawks (Schroder, Bazemore, Belinelli, Prince y Dedmon). Otra franquicia cuyo momento más álgido ya pasó y ahora son tierra quemada por culpa del alero de Akron. Estilo reconocible, entrenador de categoría mundial, pero un roster empobrecido que aspira a dar una buena imagen y poco más. Liderados por un mejorado Schroder, los de Budenholzer tienen en Bazemore, Belinelli y Dedmon tres jugadores de nivel medio con los que tratarán de dar alguna alegría a sus aficionados.

6.- Milwaukee Bucks (Brogdon, Snell, Antetokounmpo, Parker y Maker). El gran proyecto de la NBA junto a Sixers y Lakers aspira a seguir haciendo los deberes tan bien como estos años anteriores. Antetokounmpo lidera un equipo con grandes nombres encima de la mesa. Gente como Malcom Brogdon, Jabari Parker, Tony Snell, Dellavedova, Khris Middleton o Thon Maker deben dar un paso adelante para hacer a los Bucks un equipo de futuro y presente. ¿Objetivo? Seguir avanzando rondas en la postemporada.

7.- Indiana Pacers (Collison, Oladipo, Bogdanovic, Young y Turner). Habrá que ver cómo es la vida sin Paul George en Indianápolis. Oladipo, Sabonis, Turner, Thaddeous Young, Al Jefferson y Cory Joseph para intentar volver a playoffs, lo que ya sería todo un logro. Tiempos muy oscuros.

8.- Chicago Bulls (Dunn, LaVine, Holiday, Mirotic y Lopez). El drama personalizado en la mejor liga del mundo. Si la temporada pasada ya fue difícil, quedando octavos y cayendo en seis partidos ante unos Celtics despistados por la situación personal de Thomas, sin Butler, Wade ni Rondo la cosa pinta peor aún. Markkanen, Dunn y LaVine como fórmula contra la incapacidad de Hoiberg.

9.- Miami Heat (Dragic, Waiters, Winslow, Johnson y Whiteside). Uno de los equipos con más corazón y amor propio de la NBA, dirigidos por un señor entrenador y con Dragic, Whiteside y Waiters como alma del equipo. Tras emocionar con su 41-41, los apadrinados de Riley buscarán el premio que se les escapó la temporada pasada.

10.- Detroit Pistons (Jackson, Bradley, Johnson, Harris y Drummond). El proyecto Van Gundy a examen. La llegada de Avery Bradley y la ilusión que genera Luke Kennard como plus para el liderazgo de Reggie Jackson y Drummond. Toca volver a los playoffs después del bajonazo del año pasado.

11.- Charlotte Hornets (Walker, Batum, Kidd-Gilchrist, Williams y Howard). El equipo de MJ fue de más a menos el curso pasado, acabando por no jugar ni playoffs. El crecimiento de Walker parece no ser suficiente, por lo que los Hornets se han hecho con los servicios de un defenestrado Howard. De la pronta recuperación de Batum dependen las opciones de postemporada este año.

12.- New York Knicks (Ntilikina, Hardaway, McDermott, Porzingis y Hernángomez). Todo sigue igual en el Madison, igual de mal claro. La lógica y esperada salida de Carmelo rumbo a Oklahoma deja las pocas ilusiones de los aficionados en las espaldas de Porzingis, quien tratará de explotar definitivamente, tapando las carencias de un equipo con demasiada nómina de interiores. Frank Ntilikina (rookie), Tim Hardaway JR y Michael Beasley son nombres de cierto nivel, veremos si dan el do de pecho en una temporada dura.

13.- Orlando Magic (Payton, Fournier, Isaac, Gordon y Vucevic). Lejos queda la cima de jugar las Finales en 2009, ahora Orlando es un solar gigantesco. Parece que con la elección de Jonathan Isaac, alero de Florida State, han acertado de pleno. Aaron Gordon, Vucevic, Ross, Fournier y Biyombo como hombres fuertes del 'proyecto' que tiene Vogel entre manos. Sólo queda ver qué resultado obtendrán en esta temporada sin objetivos claros.

14.- Philadelphia 76ers (Fultz, Redick, Simmons, Saric y Embiid). El proceso como fin de toda la engañifa que llevan tejiendo años. Simmons, Fultz, Embiid, Redick y Saric. Suena muy bien, pero hay que ver si el hype se transforma en realidad. Preocupa el estado de salud de gente como Embiid o Simmons, jugadores de mucho talento. Todo lo que no sea disputar los playoffs en un Este paupérrimo sería un sonado fracaso.

15.- Brooklyn Nets (Russell, Crabbe, Jefferson, Booker y Allen). Son carne de meme, pero este año quieren empezar a sacar el cuello del fango. Lin, D’Angelo Russell, Timofey Mozgov, Allen Crabbe y DeMarre Carroll como hombres para pasar el último año de deuda por el cagancho de 2013 con los Celtics. Lo harán mejor de lo que muchos creen.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad