Deportes
Liga Europa

Un aficionado se mete en una tangana del Everton-Olympique con su hijo en brazos

Todo comenzó cuando Ashley Williams, jugador del Everton, empujó al portero del Lyon, Anthony Lopes, mientras éste estaba en el aire

Los jugadores del Everton y del Lyon se encaran / Ross Kinnaird (Getty Images)

No es la primera vez que se ven situaciones vergonzosas de padres en campos de fútbol. Más que bochornoso fue aquella gresca entre padres en un partido de infantiles en Mallorca o aquella otra en uno de juveniles en La Rioja

Más información

Esta vez ha ocurrido en un partido profesional, en uno de Europa League. En el Everton-Olympique Lyon de este jueves. 

Todo comenzó cuando Ashley Williams, jugador del Everton, empujó al portero del Lyon, Anthony Lopes, mientras éste estaba en el aire. Un lance del juego que terminó en una tangana con jugadores de uno y otro equipo en la línea de fondo, ya fuera del campo.

Por allí acudieron varios seguidores ingleses, entre ellos uno con su hijo en brazos, que soltó varios manotazos al portero del equipo francés. Algo que recriminó con gritos y aspavientos éste y varios de sus compañeros, mientras el niño, de unos dos o tres años, los miraba.

Un ejemplo lamentable de lo que nunca jamás un padre debe hacer en un campo de fútbol. 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad