Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El miedo de Atlético y Madrid deja a ambos a diez puntos del Barça

  • Ambos conjuntos evidenciaron el mal momento que atraviesan en un derbi con muy poco atrevimiento
  • Sólo en el tramo final pudieron llegar los goles con las ocasiones de Gameiro y Cristiano Ronaldo

Los jugadores de ambos equipos discuten tras el pelotazo de Correa a Benzema / ()

Atlético de Madrid y Real Madrid empataron sin goles en un derbi con mucho menos atrevimiento por parte de ambos equipos, los cuales sólo se animaron en los últimos minutos del encuentro. El miedo de uno y otro equipo, junto a las carencias que atesoran actualmente, dejaron el choque en tablas y con ambos equipos a diez puntos del Fútbol Club Barcelona.

ficha técnica

0 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Lucas; Correa (Gameiro, m. 76), Thomas (Carrasco, m. 53), Gabi, Saúl; Koke; y Griezmann (Torres, m. 76).

0 - Real Madrid: Kiko Casilla; Carvajal, Varane, Ramos (Nacho, m. 46), Marcelo; Kroos, Casemiro, Modric; Isco; Benzema (Asensio, m. 75) y Cristiano Ronaldo.

El partido comenzó con una ocasión muy clara favorable a los locales. Un doble error en defensa del Real Madrid por parte de Marcelo y Varane dejó a Ángel Correa sólo ante Kiko Casilla, pero el argentino se equivocó en la definición y desperdició la ocasión.

Los aficionados del Wanda Metropolitano no se lo podían creer. Al igual que Simeone, que desde el banquillo gesticuló desesperado tras el error de su atacante. Esa jugada quizás provocó un miedo mayor al que ya tenían ambos equipos a perder, ya que el partido entró en una floja dinámica en la que apenas se pudieron ver oportunidades de gol.

Correa desperdició una de las ocasiones del partido nada más empezar / JuanJo-Martin (EFE)

Hasta que empezó la polémica en el minuto 18. El propio Correa se encargó de levantar el ánimo del derbi con una acción antideportiva: con Benzema en el suelo, el joven rojiblanco lanzó el balón directo a la cara del francés. Esta jugada, sumada a una dura entrada de Carvajal sobre Lucas, la cual le costó la amarilla, encendieron los ánimos en uno y otro equipo.

A mitad de partido fue cuando el encuentro comenzó a carburar, sobre todo del lado madridista. El equipo blanco, con Isco como brújula, empezó a generar fútbol más cerca del área de Jan Oblak y llegaron las primeras ocasiones visitantes.

Primero fue Toni Kroos el que en el minuto 31 se quedó muy cerca de lograr el tanto tras una pared con Cristiano, pero su remate se marchó ligeramente desviado. Y a los pocos minutos, Sergio Ramos cabeceó rozando el palo una buena dejada de Casemiro.

Toni Kroos se queja tras desperdiciar una de las ocasiones del Real Madrid / PAUL HANNA (REUTERS)

En esa jugada, Lucas le dio una patada al capitán madridista al intentar despejar el balón, lo que posteriormente provocó que el sevillano tuviera que abandonar el terreno de juego al no poder continuar. Iturralde González afirmó en Carrusel Deportivo que la acción era merecedora de penalti y roja.

Y poco antes del descanso, Isco realizó una gran jugada en la que Marcelo no encontró a nadie al intentar un pase atrás. Había más miedo que fútbol entre ambos cuando se llegó al descanso, pero el Madrid había pegado un paso adelante respecto a un Atlético que se alejó de la portería de Casilla según fueron avanzando los minutos.

Nacho tuvo que suplir al mermado Ramos al comienzo del segundo acto, mientras que Simeone tardaría unos minutos más en animar a su equipo con su primer cambio: Yannick Carrasco. Meter al belga por Thomas Partey era toda una declaración de intenciones de cara al partido.

La entrada del joven extremo del Atlético le dio otro aire al equipo, que igualó la intensidad del Real Madrid, dando pie a una versión más parecida a un derbi, algo que en el primer acto se vio con cuentagotas.

Iban pasando los minutos y las carencias de ambos conjuntos cada vez parecían más evidentes, pues ninguno de los dos equipos conseguía tirar a puerta en más de 70 minutos. Realmente preocupante para los intereses de los dos equipos.

Gameiro pudo decidir el derbi en la recta final / PAUL HANNA (REUTERS)

Zidane y Simeone fueron a la desesperada en la recta final sacando a Benzema y Griezmann del terrerno de juego. Al campo, Asensio, Gameiro y Fernando Torres, que entró por Correa. Y al instante llegó la mejor ocasión del segundo tiempo. Buena jugada entre los dos recién ingresados y Kevin Gameiro realizó una vaselina perfecta que tuvo que sacar bajo palos Varane.

La ocasión animó a ambos equipos que en la recta final se vinieron arriba y llegaron al área con más asiduidad, aunque ninguna de las jugadas terminaron en una clara ocasión. El ambiente en el Metropolitano se podía cortar con un cuchillo a partir del 85.

En el 88 Cristiano Ronaldo tuvo una clara ocasión que salvó Lucas Hernández al cruzarse a la perfección para desviar el remate del luso. Esa fue la última ocasión de un derbi en el que reinó el miedo a perder y que dejó a ambos equipos a una distancia enorme del Barcelona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?