Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Sí, la inteligencia artificial nos hará la vida más fácil, pero no será capaz de sustituirnos

Las empresas más importantes de la banca, la movilidad y las infraestructuras se han reunido con emprendedores y otros empresarios en el evento 'Retina LTD', organizado por el suplemento del diario 'El País', para hablar sobre transformación digital

José Luis Florez, CEO y fundador de Dive, muestra su tecnología en una escena de la serie norteamericana 'Big Bang Theory'. /

Cogemos un coche de alquiler en mitad de la ciudad y lo abrimos usando nuestro móvil o nuestro reloj. Una vez dentro, el vehículo sabe quiénes somos y qué emisora o playlist queremos oír. Elige la mejor ruta usando Waze y nos lleva por una carretera de peaje, pero ni hay barreras para entrar y salir. Tampoco hemos pagado a través del banco: hemos usado una divisa virtual de un programa de fidelización.

¿Presente o futuro palpable? Hace diez años no estábamos habituados a ir por la calle con el GPS del móvil o comprar en el Black Friday. Y, ahora, las criptodivisas, la inteligencia artificial e Internet de las cosas están cada día más cerca de convertirse en parte de nuestra rutina. Un 'futuro' que no se parece tanto al de las películas, pero con matices. Algunos cuestan más de asimilar que otros.

Por ejemplo, no tenemos miedo al móvil que todo lo sabe sobre nosotros y que se activa con sólo oírnos decir 'OK Google', pero la inteligencia artificial (que conduzca por nosotros) nos da un poco de miedo. Y las startups aún siguen siendo un terreno distante y desconocido para las grandes empresas y los sectores más tradicionales. ¿Qué nos depara el futuro y qué innovaciones vamos a aprovechar más en nuestro día a día?

Retina de El País ha reunido este martes en Madrid en los Auditorios Nouvel del Museo Reina Sofía a las empresas más importantes de nuestro país en los sectores de la banca, el transporte y las infraestructuras para hablar de transformación digital. Durante todo el día, y en torno a charlas y coloquios, nos han descubierto las innovaciones tecnológicas que formarán parte de nuestro día a día en los próximos cinco años, como ya lo son los smartphones, las búsquedas o el e-commerce y cómo repercutirán en la economía y los trabajos del futuro.

La inteligencia artificial trata ahora de imitar la forma en que razona el cerebro humano

"Buscar la información que necesitamos en internet es cada vez más difícil y el camino de nuestra compañía pasa por el machine learning", ha señalado en Retina LTD Emmanuel Mogenet, director de ingeniería de Google Research. En los inicios de la 'era Google' sólo había que buscar en miles de textos y el buscador era lo más parecido que había a dar con un libro en una biblioteca, pero ahora subimos millones de fotos, audios y vídeos a la red. Los sonidos hay que transcribirlos para poder luego buscar en ellos, y las imágenes deben ser descritas. Luego es necesario aplicar un amago de inteligencia que sepa relacionarlas y dar un resultado lo más acorde posible a nuestra búsqueda, ubicación o preferencias, claro.

Pero este camino no es para nada fácil. "Para quienes piensan que las máquinas nos sustituirán pronto deben saber que las máquinas necesitan ver millones de fotos de gatos para saber qué es un gato. A las personas nos basta con ver unas pocas". Es decir, que humanos y máquinas funcionan a la inversa. El humano es capaz de deducir con una muestra muy reducida y generalizar, mientras que las máquinas procesan información y, cuando dan con un patrón, ofrecen un resultado que puede ser más o menos preciso.

Muchas herramientas de nuestro día a día, como Gmail, el traductor de Google, el asistente de voz o el propio buscador ya emplean estos sistemas.

Nos olvidaremos de las barreras de los peajes y de las contraseñas

Internet nos ha cambiado. Nuestros hábitos no son los de antes. A las startups como Car2Go y las tecnológicas, como Google, les han acompañado otras empresas tradicionales, como Abertis o Renfe. Las visiones chocan en ocasiones, pero la renovación en todos los sectores debería ser ya una realidad, coinciden.

Los ponentes están convencidos de que blockchain podría suponer la gran transformación de Internet en la nueva era móvil. Blockchain, cuyo significado es 'cadena de bloques', es una tecnología que está detrás de criptodivisas como el bitcoin y que permite realizar transacciones financieras entre dos participantes de manera segura, confiable e irreversible, sin necesidad de utilizar un intermediario para establecer una relación de confianza entre las partes.

En la actualidad, para hacer cualquier transacción dentro o fuera de Internet, es necesario comunicarse con una entidad financiera, ya sea un banco tradicional o servicios como PayPal. Estas empresas proporcionan una pasarela de pago entre el cliente y el vendedor. Si no hay conexión, esta pasarela no funciona. Y, por supuesto, las empresas son dueñas de la información.

Con blockchain nuestros dispositivos serían capaces de generar sustratos de valor. Es decir, acuñar dinero digital. Se acabarían las barreras físicas en las carreteras, porque podríamos abonar un peaje en carretera en apenas décimas de segundo. Generar divisas específicas para usos como el transporte público, programas de fidelización o remunerar trabajos sociales son solo algunos de los muchos ejemplos que se podrían establecer para las criptomonedas, cuyo principal foco está ahora en la seguridad, explicaba Julio Maura, director de innovación del Banco Santander.

Mientras tanto, otras empresas como MasterCard están centrando sus esfuerzos en la biometría, explicaba Paloma Real, directora general de la compañía en España. Acordarnos de las claves añade una barrera en forma de dificultad a cualquier decisión de compra. "Si nos hemos olvidado, tardamos una media de 11 minutos en resetear una contraseña", ha añadido. Pagar con la huella, con el iris o con el reconocimiento facial es ya el presente, como lo es también durante años la tarjeta financiera en formato plástico.

Me gusta esa bufanda que sale por la tele, ¿dónde la puedo comprar?

La forma de informarnos ha cambiado gracias a las pantallas, nos comunicamos de otra manera gracias a Internet y estamos más conectados con las redes sociales. Y todo este flujo de información, casi siempre de doble sentido, genera cada segundo millones de datos sobre nuestros gustos y comportamientos como consumidores.

Ejemplo de ello es una startup española con sede en Silicon Valley que puede grabar y procesar miles de horas de las señales de canales de televisión en abierto y de pago de todo el mundo. Rastrean en busca de todo lo que sale en pantalla, gracias al aprendizaje automático ('ML', machine learning en inglés).

"Nuestro sistema identifica la señal y es capaz de ver lo mismo que está viendo el espectador: qué actores salen en una película o serie, dónde sucede, qué música se oye, e incluso cuándo hay un cambio de escena. Y esto último es especialmente complicado", explica José Luis Flórez, CEO y chief scientist de Dive. Su aplicación es capaz de mostrar una capa en la que aparecen elementos relacionados, para que el espectador pueda saber más acerca del reparto, de la ciudad donde está ocurriendo la trama e incluso adquirir los productos que aparecen en ella. Además, este motor puede ser utilizado por la propia industria para obtener datos de las películas, elaborar complejas sinopsis y relaciones entre multitud de filmes y series o predecir si una película será un éxito basándose en patrones preestablecidos.

Pero la estrategia falla

Y lo dicen tanto las grandes empresas como las más pequeñas. "Estamos muy lejos todavía en cuanto a transformación digital", ha reconocido durante una charla Rodrigo Hilario, Director de Estrategia de Grupo Renfe. "El futuro competitivo nos va a poner en nuestro sitio y nos obligará a cambiar".

Los sectores tradicionales van a tener que empezar a colaborar con más fluidez con las startups. Los inversores, por su parte, tendrán que agilizar las rondas de financiación y asemejarse más al modelo estadounidense. "Allí, el fracaso es parte del éxito. En España, hace falta que la administración deje un espacio para las startups y las apoye", ha reclamado Marta Plana, presidenta de Digital Origin durante uno de los debates de Retina LTD de El País.

El evento ha contado con una puesta en escena especialmente trabajada, con más ritmo de lo que nos tienen acostumbrados este tipo de eventos, donde la ambientación musical en directo, las luces y la agilidad de los moderadores nos han recordado en ocasiones a un programa de televisión, que sin duda dará un buen acabado a los vídeos y material multimedia que salga de esta jornada. Al evento han acudido además personalidades como los exministros Jordi Sevilla y Josep Piqué, que han coincidido en poner el foco en el estímulo a las startups, como fuente de innovación de los mercados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?