Hora 14 LugoHora 14 Lugo

Tribunales

la agenda del procés

"¿Cómo hacemos salir a la gente a la calle? Necesitamos generar micro rupturas"

En la agenda del procés el número dos de Oriol Junquera se insiste en la idea de "forzar al estado llegando hasta el final" aunque se reconoce que "un referéndum unilateral no tiene sentido"

El ex secretario general de Vicepresidencia, Economía y Hacienda, Josep María Jové.(EFE)

Madrid

Son dos años de anotaciones en una agenda Moleskine donde el ex secretario general de Vicepresidencia, Economía y Hacienda, Josep María Jové, fue apuntando no sólo las reuniones y encuentros que mantuvo con representantes del Govern y de organizaciones independentistas como la CUP, sino que también se detallaron las ideas principales que los ejecutores del 1 de octubre consideraron necesarias.

Más información

Las anotaciones de Jové reflejan una estrategia constante hasta la celebración del referéndum para exarcebar y vender las diferencias entre Cataluña y el resto de España. El objetivo era que la gente se echase a la calle a modo de protesta con lo que ellos califican de micro rupturas. Esto se pactó en la reunión que tuvo lugar el 31 de marzo del año pasado donde se "reflejó que para que la gente saliese a la calle y se avanzará en el proceso constituyente era necesario generar más micro rupturas".

La agenda recoge además otra reunión celebrada el 9 de mayo del año pasado también en la que se deja constancia de que "había que avanzar hacia la ruptura social y nacional porque es la herramienta imprescindible para construir la República incluso negociando unos presupuestos fruto de la austeridad".

La otra idea importante y llamativa que reflejan los papeles de Jové es que " un referéndum unilateral (no pactado) no tiene sentido". Es decir los arquitectos del 1 de octubre siguieron adelante con sus planes a pesar de que eran plenamente conscientes de que el referéndum nunca llegaría a buen puerto porque la otra parte, el Estado, nunca lo acabaría pactando.

Más información

Según esta agenda en un encuentro que se celebró en febrero del año 2016 se consideró que "un referéndum no pactado (unilateral) no tenía sentido y que la única manera de que internacionalmente se presionase al Estado para que aceptase un referéndum pactado era ir hasta el final". De hecho según recogen los papeles del número dos de Oriol Junqueras inicialmente no se valoró el RUI debido " a la dificultad de organizarlo y al temor de que votase menos gente". De hecho anotaron expresamente que ello podría " suponer hacer el ridículo".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad