Ciencia y tecnología
Estaciones espaciales

Una estación espacial china, fuera de control, caerá sobre la Tierra en 2018

La estación espacial, con un peso de ocho toneladas, perdió el control en 2016

La estación espacial caerá sobre la Tierra el próximo mes de marzo. / CMSE

El próximo mes de marzo, según estimaciones realizadas por los astrónomos, la estación espacial china Tiangong-1 caerá sobre la Tierra, tal y como afirma The Verge. Una estación espacial, la primera para el país asiático, que fue considerada fuera de control en 2016 después de que el equipo al frente del proyecto admitiera que no sabía cuándo ni dónde caería.

Más información

Dos años después de ponerse en órbita, un hecho histórico para la carrera espacial china que se completó en 2011, la administración decidió que la Tiangong-1 entrara en hibernación en 2013. Tres años más tarde, en 2016, la agencia espacial china reconocía, después de que astrónomos de todo el mundo comenzaran a ver un comportamiento errático en la estación, haber perdido el control de la nave.

Gran parte de la estación se quemará en la reentrada a la atmósfera

La agencia espacial china ha asegurado que la mayor parte de la Tiangong-1, con un peso aproximado de ocho toneladas, se quemará durante su reentrada a la atmósfera. Sin embargo, algunas estimaciones sugieren que entre el 10 y el 40% de los materiales de la nave (hasta 3.600 kilogramos) podrían alcanzar la superficie terrestre.

Según los cálculos realizados por los investigadores de la red de vigilancia de Estados Unidos, los restos de la estación espacial caerán, con toda probabilidad, en una zona de impacto cubierta por el océano o en una zona despoblada del planeta. Por lo tanto, bajo su punto de vista, no hay riesgo alguno de que la estación espacial pueda provocar consecuencias mayores.

Tras los pasos de Phobos-Grunt y Skylab

Hasta la fecha, tan solo ha habido dos precedentes de reingresos a la atmósfera no controlados: la sonda rusa Phobos-Grunt y la estación espacial Skylab de la NASA. No obstante, ninguno de estos reingresos produjo víctimas ni daños materiales. De hecho, en los 60 años que se han lanzado cohetes al espacio, tan solo una persona, Lottie Williams, ha sido golpeada por un trozo de chatarra espacial.

Se estima que existe una posibilidad entre 10.000 de que la Tiangong-1 golpee a alguna persona o edificación. Por lo tanto, y a pesar del peligro que supone que una nave de ocho toneladas caiga en dirección a la Tierra sin control, todo apunta a que el reingreso no controlado se realizará sin ningún tipo de problema. Además, será de gran utilidad para entender mejor cómo reingresan las estructuras descontroladas puesto que un grupo internacional de agencias estatales conocido como IADC rastreará el objeto a medida que desciende con el objetivo de mejorar sus sistemas de predicción de cara al futuro.

David Justo

David Justo

(Astrabudua, 1991) Periodista especializado en tecnología y buscador de historias virales e inverosímiles...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00