Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 31 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Sigue en directo la rueda de prensa del Consejo de Ministros
Selección española balonmano

Los Hispanos rompen la historia

La selección española de balonmano se impone a su bestia negra, en una lucha contra las rachas y el pasado

Los jugadores de la selección española de balonmano celebran la clasificación a la final

Los jugadores de la selección española de balonmano celebran la clasificación a la final / GEORGI LICOVSKI (EFE)

La selección española de balonmano se ha clasificado para la final del Campeonato de Europa, que disputará este domingo contra Suecia o Dinamarca. Lo ha hecho tras imponerse a su bestia negra, la que muchos -los más racionales- no querían ver ni en pintura: la temida Francia.

Y es que son muchas las penas que los Hispanos han sufrido a causa de la selección gala. De hecho, hasta esta tarde, España no había batido a Francia en el siglo XXI en un cruce eliminatorio. Para encontrar una victoria eliminatoria había que remontarse al año 2000, cuando los nuestros se impusieron 24-23.

Sí que vencieron los Hispanos en 2012 en la fase de grupos del Europeo (29-26), pero ese mismo año, en los cuartos de los Juegos Olímpicos, nos echaron tras imponerse con un último gol que además debió ser invalidado (23-24).

En el Europeo de Dinamarca de 2014, la selección francesa volvería a ser nuestro verdugo, precisamente en unas semifinales (30-27), y un año más tarde también en el partido que da acceso a la final, nos dejaron fuera una vez más (26-22).

La batalla moral para los españoles era de tal dificultad, que el propio seleccionador francés, Didier Dinart, no escondió su convencimiento en las declaraciones previas al choque: “Si dijéramos que no somos los favoritos, nadie nos creería. Somos Francia". Para más inri, los galos habían ganado los seis partidos del Europeo anteriores a las semifinales. 

Pero ninguna racha es eterna y esta vez le tocó ganar a los Hispanos, le tocó ganar a los del discurso humilde y trabajador. España habló en el campo y demostró a quien no creyese, que esta selección histórica no entiende de gafes ni de favoritos y tiene entre ceja y ceja su primer oro continental. 



Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?