Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El desafío demográfico: Un trabajador por cada jubilado

El envejecimiento de la población es un hecho. Vivimos más, nacemos menos y según las previsiones de los expertos, si la tendencia no se corrige, en 2050 cada trabajador activo tendrá que mantener a un pensionista.

El desafío demográfico supone un "enorme reto que nuestros políticos no se toman en serio. Necesitamos políticas que ayuden a la conciliación y favorezcan la natalidad". Es el análisis del presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, en unas jornadas sobre "Demografía y Longevidad" organizadas por el Círculo de empresarios y la Fundación Transforma España. En España tenemos una sociedad envejecida. La tasa de fecundidad es cada vez más baja (en España estamos en 1,33, una de las más bajas del mundo), y para poder mantener la población necesitamos una tasa de fecundación de 2,1, según explica Vega de Seoane. A esto se suma que las personas mayores cada vez viven más tiempo y en mejores condiciones. "Esto supone un activo y un pasivo. Tiene un coste sanitario y un coste de pensiones, pero en el lado que aporta, son gente con mucha experiencia, con mucho conocimiento, que está cada vez en mejor forma y sería un desperdicio no aprovechar el talento senior. La tecnología va a resolver casi todos nuestros problemas menos la gestión de los recursos humanos, que es donde tenemos los problemas más graves y donde los mayores, por experiencia, aportan mucho valor". En cuanto a la supervivencia del sistema, el dato que aporta es concluyente; "Actualmente tocamos a casi dos trabajadores por pensionista. Si no hacemos nada, con los mismo parámetros que tenemos ahora, en 2050 prácticamente tendríamos un cotizante por jubilado".

El sistema es insostenible

Los datos son elocuentes: En 2030 un 25% de la población española tendrá más de 65 años y habrá más de tres millones y medio de octogenarios. Ante esta realidad los expertos insisten en la necesidad de recurrir a políticas socioeconómicas para remediar los efectos de esta tendencia. "España es un país mayor. Ya ha nacido la generación en la que el 50% de los miembros llegará a los 90 años", es el diagnóstico de Rafael Pujol, catedrático de Geografía Humana de la Universidad Complutense de Madrid. Y entre las soluciones que plantean está la de alargar incluso la edad de jubilación por encima de los 67 años, que es la edad fijada en la última reforma (antes era de 65 años). "Le hemos ganado 10 años a la vida", explicó Pujol que, en parámetros de bienestar comparó los 75 años de ahora con los 65 de hace unos años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?