Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 28 de Mayo de 2020

Otras localidades

Día de la mujer

"Yo voy a la huelga feminista", las camisetas de las diputadas de Unidos Podemos

Todas las mujeres de la formación dejarán sus tareas 24 horas el 8 de marzo

Dos diputadas de Unidos Podemos lucen sus camisetas.

Dos diputadas de Unidos Podemos lucen sus camisetas. / @sonsolesonega

Las diputadas del grupo parlamentario de Unidos Podemos han acudido a la sesión de control al Gobierno en el Congreso con camisetas en apoyo de la llamada huelga feminista convocada para el próximo 8 de marzo.

A su llegada al pleno de este miércoles, se ha podido ver cómo las diputadas del grupo lucían camisetas con lemas en varias lenguas del Estado en favor de los paros para el día de la mujer, huelga que las parlamentarias de Podemos ya han anunciado que secundarán. "Yo voy a la huelga feminista", reza la camiseta blanca con letras moradas.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos ya ha anunciado que tiene previsto secundar la huelga del 8 de marzo, jornada en la que no hay pleno en el Congreso. Todas las mujeres de la formación, tanto las diputadas como las trabajadoras y técnicas del grupo confederal dejarán sus quehaceres durante 24 horas.

La Cámara no paralizará su actividad

La Mesa del Congreso decidió no sumarse oficialmente como institución a la huelga feminista aunque, eso sí, no pondrá objeciones a que puedan adherirse de forma individual tanto diputados como personal de la Cámara. Compromís había pedido por escrito a la Mesa que acordara la paralización total de la actividad de la Cámara para el 8 de marzo.

Ante esta solicitud, los letrados de la Cámara Baja recordaron que el derecho de huelga es un derecho de carácter individual y que, por tanto, no corresponde a las instituciones sumarse a ellas en su conjunto, argumento que fue secundado por la mayoría de la Mesa.

En cualquier caso y aunque algunos diputados puedan sumarse a la huelga, no es posible descontarles parte del salario ya que no mantienen una relación laboral con el Congreso sino con los propios votantes que les han elegido.

Son esos ciudadanos los que en última instancia pagan su asignación constitucional, que es como se denomina formalmente el sueldo mensual que reciben los parlamentarios. Cosa distinta es que esos diputados decidan ceder después la parte proporcional de ese salario por el tiempo que decidieron sumarse a los paros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?