Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El Gobierno británico rechaza el proyecto para el 'brexit' de la UE

Theresa May rechaza la propuesta de la Unión Europea para evitar una frontera física entre el norte y el sur de Irlanda

La primera ministra, Theresa May, abandona el número 10 de Downing Street / ()

“Nunca”. De esa forma tan rotunda la primera ministra británica, Theresa May rechazó el miércoles la propuesta de la Unión Europea para evitar una frontera física entre el norte y el sur de Irlanda. El borrador del acuerdo de salida 120 páginas publicado en Bruselas incluye un protocolo que dejaría a Irlanda del Norte dentro de la unión aduanera, bajo el sistema regulatorio comunitario y bajo control del Tribunal de Justicia de la UE. May considera esa opción simplemente inaceptable, porque, “amenaza la integridad constitucional del Reino Unido".

En la Cámara de los Comunes, May fue tajante al responder a un diputado del Partido Democrático Unionista (DUP). “El borrador que ha publicado la Comisión, de implementarse, socavaría el mercado común del Reino Unido y amenazaría la integridad constitucional del país creando una frontera, regulatoria y aduanera, en el Mar de Irlanda. Y ningún primer ministro británico podría nunca estar de acuerdo con eso”

Bruselas propone, en caso de que el Reino Unido no aporte otra solución satisfactoria, la creación de “una zona sin fronteras internas en la que se garantiza la libre circulación de mercancías y se protege la cooperación Norte-Sur”. De esa forma, según el jefe negociador del a UE, Michel Barnier, se mantendría la “cooperación Norte-Sur, la economía de la isla entera y se protegería el Acuerdo de paz”, firmado en 1998, que acabó con las luchas sectarias entre lealistas y republicanos del IRA. Barnier dejó claro que no trata de “provocar”, a los británicos, sino de “encontrar soluciones de forma práctica y pragmática en el marco de las leyes”.

El proyecto de la UE, es inaceptable para May, en buena medida porque lo es aún para los unionistas del DUP. La primera ministra conservadora, después de perder la mayoría en las pasadas elecciones de junio, depende para gobernar de los diez diputados del DUP en Westminster. La formación unionista más votada en Irlanda del Norte no quiere que ver el retorno de una frontera física entre el norte y el sur de la isla, pero también descarta la unión aduanera y además rechaza cualquier trato especial para Irlanda del Norte. El contencioso con estas premisas parece irresoluble. Barnier ha vuelto a advertir que “el tiempo se echa encima”. May debe pronunciar el viernes un esperado discurso en el responderá al proyecto de la UE.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?