Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

La violencia machista, el peor drama para las británicas

Desde que hace cien años se lograra el derecho al voto a las mujeres el avance de las británicas en la batalla por la igualdad ha sido constante, aunque la tarea está lejos de haberse completado

Una niña muestra un cartel con la leyenda "las niñas con sueños se convierten en mujeres con visión". / ()

El Reino Unido celebra este año el centenario del derecho al voto a las mujeres. Aquel triunfo fue la culminación de la lucha tenaz de las sufragistas contra una discriminación que reducía a la mitad de la población al silencio en las urnas. Desde entonces el avance de las británicas en la batalla por la igualdad ha sido constante, aunque la tarea está lejos de haberse completado.

El peor drama para las británicas es sin lugar a dudas el de la violencia doméstica. Cada tres días una mujer muere a manos de su marido, pareja o excompañero. Tampoco se puede olvidar la discriminación que sufren las británicas de Irlanda del Norte. Allí, a diferencia del resto del país, las leyes sobre el aborto son tan restrictivas que obligan a las mujeres a viajar a otros lugares de Gran Bretaña para poder abortar, con la obligación de pagar ellas mismas los gastos de viaje y otros costes.

En el Reino Unido ellas han entrado de lleno en el sistema educativo, en el laboral y gozan de libertad sexual y la posibilidad de elegir qué hacer de sus vidas. Actualmente, y por primera vez, hay más chicas estudiando en la universidad (37,1%), que chicos (27,3%). El fenómeno ha llegado incluso a las universidades más elitistas, como es el caso de Oxford, donde por primera vez se han admitido más futuras licenciadas que licenciados.

La formación de ellas es igual o mejor que la de ellos y sin embargo la brecha en las retribuciones castiga a las trabajadoras con una diferencia media anual de salarios un 24% más bajos que los de sus colegas masculinos. El reciente escándalo sobre este asunto en el seno de la BBC es un estallido de la revuelta actual de las mujeres contra esta discriminación que les condena a ganar una media de 300.000 libras (338.600 euros) menos a lo largo de su vida laboral.

Las mujeres son minoría en los puestos ejecutivos y algo tiene que ver con esto el que las trabajadoras siguen haciendo la mayor parte de las tareas domésticas. Ellas emplean tres veces más tiempo que sus compañeros y maridos en la cocina, la limpieza de la casa y el cuidado de la casa. Entre 17 y 21 horas a la semana más que ellos, sin contar con el cuidado de los niños. En esa tarea son las madres quienes siguen jugando el papel principal.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?