Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Bruselas reclama a EEUU un trato de aliado pero prepara represalias

La UE niega que Trump pueda usar las aportaciones al presupuesto de la OTAN como argumento para primar a la industria británica frente a la de Alemania y otros países europeos

Trump firma el decreto presidencial en presencia de trabajadores del acero y el aluminio / ()

Después de meses asegurando que el Reino Unido va a enfrentarse a un terrible problema de renegociación de acuerdos comerciales por el brexit, Estados Unidos parece preparar el terreno para tratos preferenciales que niegan las ventajas de ser un miembro UE. "No vamos a permitir que intente darse un trato diferenciado a los países de la Unión", ha asegurado el vicepresidente de la Comisión Jyrki Katainen, encargado de tomar la palabra en una escueta rueda de prensa que complementa lo dicho ya por la Comisaría Cecilia Malström.

En resumen: la UE rechaza que los americanos traten a sus empresas como amenaza, "tiene que quedar claro que la UE es el aliado natural de EEUU y viceversa", ha dicho, negando que "nuestras empresas de acero y aluminio puedan ser usadas como excusa para entrar en una guerra comercial".

La OTAN es el marco donde más claramente se visualiza esta alianza o relación especial entre la Unión y Estados Unidos aunque en la OTAN empezó la pelea de Trump contra los europeos y aquellas primeras exigencias de dinero. El equipo del presidente americano considera que los europeos no aportan lo que deben al presupuesto de defensa aliado. Estas quejas se han convertido ahora en un argumento para intentar penalizar a la gran industria de Alemania. "Los temas de defensa y de comercio no se deben mezclar", ha dicho esta mañana Katainen antes de asegurar que a su entender, "Trump está actuando como un proteccionista cuando el comercio necesita competencia".

El vicepresidente de la Comisión para el Crecimiento y la Competitividad ha sido el encargado de anunciar que el primer objetivo de la UE es el diálogo aunque ha abierto ya los primeros contactos con Japón por si deben presentar denuncia ante la OMC, dónde terminará el tema si los contactos no aportan resultados. Mañana sábado la Comisaria Malström se reunirá en Bruselas con Roberto Lightizer, su homólogo americano aunque Katainen ha avisado ya que nadie espere grandes resultados, dando por hecho que esta cita, prevista ya con anterioridad, será sólo el prólogo de las negociaciones."Nuestras empresas de acero y aluminio no pueden ser tratadas como excusa para una guerra comercial ", afirma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?