Lunes, 17 de Enero de 2022

Otras localidades

Accidentes aéreos

La pericia de la piloto Tammie Jo Shults que evitó la tragedia en el vuelo de EEUU

La piloto, bregada en el ejército de EEUU, logró descender 10.000 metros de altura en menos de seis minutos

Una mujer murió. Viajaban 149 personas en el Boeing siniestrado, que cubría la ruta entre Nueva York y Dallas

La piloto Tammie Jo Shults, en una imagen de 1992.

La piloto Tammie Jo Shults, en una imagen de 1992. / Military Fly Moms

Tammie Jo Shults fue una de las primeras mujeres piloto de combate en el ejército de EEUU y el pasado martes se enfrentó al momento más comprometido de su trayectoria. Era el vuelo 1380 de la aerolínea Southwest y cubría la ruta de Nueva York a Dallas.  Uno de los motores explotó en pleno vuelo, a 10.000 metros de altitud. Se perdió fuselaje que impactó en una de las ventanillas. El cuerpo de la mujer que estaba en ese asiento fue succionado y los pasajeros lo recuperaron. Con estas circunstancias, la piloto no dudó en mantener la calma y actuar con celeridad para salvar la vida del pasaje.

En plena despresurización de la cabina y mientras el fuselaje continuaba desprendiéndose, Tammie Jo Shults comenzó a hacer descender el aparato. Tardó menos de seis minutos en hacerlo. La mujer que sufrió importantes heridas murió el hospital horas después. El resto, 148 personas, han sobrevivido y han comenzado a explicar sus experiencias. 

"No hay palabras para expresar el miedo y la ansiedad que se vive en una experiencia como esta. Un gran agradecimiento para el equipo de tripulación y para la piloto Tammie Jo Shults por su trabajo y valentía bajo estas circunstancias", ha dicho Diana McBride, una de las personas que iba a bordo, que no duda en calificarla como "una auténtica heroína estadounidense".

La sangre fría de la piloto: "Hemos perdido parte del avión"

En las últimas horas ha trascendido la grabación de la piloto con la torre de control. "Southwest 1380. Estamos con un solo motor. Hemos perdido parte del avión, por lo que tendremos que reducir la velocidad un poco", fue el primer mensaje que lanzó Jo Shults. También pidió la presencia de equipos médicos en la pista por la posibilidad de que hubiera "pasajeros heridos".

"Pasajeros heridos, ok, ¿y su avión está físicamente en llamas?", le preguntaron seguidamente desde la torre de control, a lo que la piloto respondió: "No, no está en llamas, pero falta una parte, me dicen que hay un agujero y alguien salió por él".

Pilotos y controladores han explicado a los medios que el buen hacer de la piloto ha evitado una catástrofe aérea. Los testigos afirman que la excombatiente del ejército mantuvo la concentración en todo momento y transmitió seguridad al pasaje con un tono tranquilo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?