Sociedad

La familia de la mujer a la que se le negó la muerte digna exige una investigación

El hijo de Marcela solicita a la dirección del hospital público Doctor Negrín de Las Palmas respuestas a las "negligencias"

Cadena SER

Madrid

La familia de Marcela Padrón Rodríguez, la mujer canaria enferma de cáncer que falleció con dolor y sufrimiento en contra de lo que había dejado escrito en su testamento vital, ha solicitado oficialmente al hospital la apertura de una investigación sobre el caso.

Su hijo Aridani González ha presentado la solicitud en el registro del hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria. Está dirigida a la gerencia del centro sanitario público.

Más información

La familia exige respuestas ante lo que considera un incumplimiento de las últimas voluntades expresadas por Marcela para el final de su vida y ante una interpretación "torticera" del documento por parte de los médicos que la atendieron. 

Marcela trabajaba para la Consejería de Sanidad del gobierno canario y fue durante diez años la encargada en la provincia de Las Palmas del registro donde se tramita y realiza el manifiesto de voluntades anticipadas. Un documento que, según recuerda su hijo, siempre defendió y promovió con entusiasmo y mucha convicción para que la población tuviese garantizada una muerte digna, sin agonía y sufrimiento.

La familia exige una investigación para que se aclaren las "negligencias" que consideran que se cometieron en este caso. En primer lugar, porque el pasado mes de diciembre ya hubo un fallo en el diagnóstico de la enfermedad de Marcela y una demora en el resultado de las pruebas definitivas.

En segundo lugar, piden también explicaciones sobre el riesgo que pudo correr esta paciente oncohematológica al tener que pasar nueve horas en los pasillos de urgencias, en la salida de emergencias del servicio, antes de ingresarla en planta.

Y la ultima razón y la que provocó mayor angustia en los hijos de Marcela fue el incumplimiento de las voluntades del testamento vital que su madre firmó en el año 2013. Entienden que los facultativos hicieron una interpretación "torticera" del documento y sometieron a su madre a un "enseñamiento terapéutico".

"Solicitamos respuestas, una investigación por parte de la gerencia e incluso nos gustaría pedir también a la Consejería de Sanidad un debate sobre la necesidad de mejorar el manifiesto anticipado de voluntades o de informar a los sanitarios de su obligación sobre la aplicación de este tipo de documento", señala Aridani González.

El hijo de Marcela recuerda además que solicitaron a los facultativos una consulta al Comité Ético Asistencial y, según él, su respuesta fue que era una herramienta "absurda, ridícula y sin utilidad". La familia anuncia que acudirán a los tribunales si la dirección del hospital no investiga lo que ocurrió. 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad