Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

Historia de ETA: negociaciones, diálogo con la banda y treguas

Desde la Transición se han sucedido los contactos de los sucesivos gobiernos con ETA para lograr la paz

Los primeros contactos de los que se tienen noticia se remontan a diciembre de 1976 y enero de 1977, con el Gobierno de la UCD presidido por Adolfo Suárez, cuando el militar Angel Ugarte (comandante de los servicios de información SECED), se reunió en Ginebra con responsables de ETA militar y ETA político-militar y les propuso una tregua a cambio de discutir la liberación de presos y el retorno de exiliados. No obstante, la actividad de la banda terrorista continuó su actividad terrorista y en 1978 supeditó cualquier negociación a la denominada Alternativa KAS, que incluía el derecho a la autodeterminación. El Gobierno consideró "inaceptables" las condiciones y las conversaciones se rompieron tras el asesinato del periodista José María Portell, quien había hecho funciones de mediación.

A finales del verano de 1980, el entonces ministro del Interior, Juan José Rosón, y el secretario general de Euskadiko Ezkerra, Mario Onaindía, iniciaron conversaciones para abrir vías de integración social para los miembros de ETA decididos al abandono definitivo de las armas. El 28 de mayo de 1981 ETA pm hizo pública su autodisolución.

En junio de 1984, un grupo de jesuitas, entre ellos José María Martín Patiño, se ofreció como mediador al Gobierno español, que aceptó. La mediación de los jesuitas se hizo en colaboración con el embajador francés en España, Pierre Guidoni, pero tampoco prosperó.

En noviembre de 1986, el abogado Jorge Argote se entrevistó en Argelia con el dirigente etarra Domingo Iturbe Abasolo, "Txomin", para una primera toma de contacto, pero el dirigente de ETA rechazó volver a reunirse con él. Al año siguiente, en enero de 1987, el secretario de Estado Julián Sancristóbal y los comisarios Manuel Ballesteros y Pedro Martínez, se entrevistaron con Domingo Iturbe Abasolo, "Txomin", que acudió junto a la abogada Christianne Fando. El diálogo se truncó por la muerte en accidente de "Txomin", pero se retomó con Eugenio Etxebeste, "Antxon", antes de una nueva ruptura por el atentado del 11 de diciembre de 1987 contra el cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en el fueron asesinadas once personas.

Conversaciones de Argel de 1989

El 29 de enero de 1988 ETA hizo público un comunicado con el ofrecimiento de una "tregua parcial de carácter oficial" a cambio de conversaciones en las que el Gobierno argelino sería el mediador. Acordó un plazo de 60 días para reanudar con el Gobierno las conversaciones de Argel de hacía más de un año. El entonces delegado del Gobierno en el País Vasco, Julen Elgorriaga, viajó a Argel y se reunió con "Antxon". El encuentro no tuvo éxito y cuatro días después ETA secuestró al empresario Emiliano Revilla. Los contactos se retomaron en octubre de 1988, cuando comenzaron a gestarse las conocidas como "conversaciones de Argel".

El 8 de enero de 1989 ETA anunció por primera vez una tregua de quince días, se autotizó la presencia de un grupo de asesores de la delegación. Seis días después se reunieron en Argelia Rafael Vera y Juan Manuel Eguiagaray con "Antxon", Ignacio Aracama y Belén González. El 28 de marzo ETA, en un comunicado, anunció que había acuerdo sobre ocho puntos. Entre ellos, la creación de una mesa negociadora paralela entre PSOE y HB, que provocó el rechazo de las fuerzas políticas y desmentido del Ejecutivo, que aseguró que este punto nunca había sido aceptado. ETA instó al Ejecutivo a rectificar y, al no lograrlo, el 4 de abril declaró abiertos "todos los frentes", perpetró un atentado cuatro días después y el 10 de abril de 1989 el Gobierno dio por rotas las conversaciones.

Años 90

En los 90 también se mantuvieron contactos con ETA que quedaron tan solo en intentos. Hasta 1993 Eugenio Etxebeste, "Antxon", fue el principal interlocutor en estas conversaciones que tuvieron como escenario Santo Domingo, la capital de la República Dominicana. El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera, habló por teléfono con Etxebeste y le comunicó que las negociaciones no continuarían si no había una declaración de tregua antes. La negativa de ETA a declararla frustró un nuevo intento de lograr la paz.

En verano de 1995 la banda terrorista hizo llegar al Gobierno, a través del Nobel de la Paz Alfredo Pérez Esquivel, una carta que incluía su Alternativa Democrática. El Gobierno exigió para mantener contactos la liberación de José María Aldaya y que no hubiera atentados con víctimas en tres meses. ETA tardó en responde y de nuevo, todo quedó en nada.

En febrero de 1996 hubo nuevos intentos de diálogo entre el Gobierno y la banda terrorista. En marzo el PP ganó las Elecciones Generales y el nuevo ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, anunció su negativa a cualquier tipo de negociación. 

Diálogo Gobierno-ETA con Aznar

El 16 de septiembre de 1998, por vez primera en su historia, anunciaba una tregua "total, indefinida y unilateral". El Ejecutivo la acogió con escepticismo y la calificó de "trampa", pero el 3 de noviembre el presidente José María Aznar autorizó los contactos para comprobar la voluntad de ETA. Los interlocutores del Gobierno fueron el secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos, y el secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, quienes se reunieron en Suiza con el dirigente etarra Mikel Albisu, "Antza", el 20 de mayo de 1999. No hubo acuerdo en esa reunión, pero se acordó proseguir los contactos, ETA y Gobierno confirmaron la apertura de conversaciones y el Ejecutivo reconoció la mediación del Obispo de Zamora, Juan María Uriarte.

En agosto, ETA afirmó que la comunicación estaba rota por la "falta de discreción" del Gobierno, y el 7 de septiembre el Ejecutivo decidió trasladar a 105 presos etarras a cárceles más próximas al País Vasco.
El 28 de noviembre de 1999 ETA anunció el final de la tregua a partir del 3 de diciembre y el 21 de enero de 1999 asesinó al teniente coronel Pedro Antonio Blanco García.

Diálogo Gobierno-ETA con Zapatero

El 17 de mayo de 2005 el Pleno del Congreso, con el apoyo de todos los partidos, excepto el PP, aprobó una resolución a favor de abrir un proceso de diálogo con ETA si la banda terrorista abandonaba las armas. Diez meses después, el 22 de marzo de 2006, ETA anunció un alto el fuego permanente para "impulsar la construcción de un nuevo marco en el que sean reconocidos los derechos del pueblo vasco". El 29 de junio de 2006 el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el inicio del diálogo con ETA, pero el proceso tampoco fructificó. El 30 de diciembre de 2006 ETA hizo explotar una bomba en un aparcamiento de la T-4 del Aeropuerto de Barajas, que mató a dos personas. El Gobierno suspendió el diálogo y se truncó así la esperanza de lograr la paz. En su comparecencia en el Palacio de La Moncloa aquel día, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero dijo: "El Gobierno considera que el atentado de hoy es absolutamente incompatible con el alto el fuego permanente que la propia ETA declaró hace nueve meses. Nada hay más contrario a los principios y condiciones establecidas en la resolución del Parlamento de mayo de 2005. En consecuencia, y como no se dan las consecuencias que establecimos, he ordenado suspender todas las iniciativas para desarrollar ese diálogo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?