Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

Zidane, ni general militar ni alineador

El entrenador francés, tildado por muchos de "alienador", vuelve a meter al Madrid en otra final de Champions

Zidane, en la sala de prensa /

“Zidane y yo comentábamos muchas veces cuando jugábamos juntos que hemos tenido entrenadores generales. Y los generales hoy en día no funcionan. Los chicos quieren respeto. No vale con mandar con autoridad militar. Yo creo que Zidane lleva muy bien el grupo y sin hacer ningún esfuerzo porque tiene toda su historia. Yo veo un respeto muy grande y un control absoluto del vestuario a Zidane”. Así resumió Ronaldo Nazario al Zidane entrenador. 

El francés está muy lejos de ser un general. Ni dentro ni fuera del vestuario. Con la misma media sonrisa con la que suelta en la sala de prensa que su volea en la final de la Liga de Campeones de 2002 le gustó más que la chilena de Cristiano en Turín, deja en el banquillo en los partidos importantes del curso a Bale, en todos, y a Benzema, en algunos.

Sin alzar la voz tampoco dejó bien claro, primero a Florentino, y luego a todo el que quisiera escucharlo que de la llegada de otro portero ni hablar. “Mi portero es Keylor”. De esa forma tan rotunda suele terminar el francés con todas los asuntos calientes que pululan a su alrededor. “No vamos a hacer pasillo al Barça. Es mi decisión”. Fin de la discusión. Un apagafuegos de lujo para un club siempre rodeado de ruido.

Tercera Champions en tres años

Y con esa pose que tiene de estar de paso -no hay que olvidar que llegó en enero a un Madrid en llamas y con unos cuantos partidos en el banquillo del Castilla como única experiencia como entrenador- tiene como próximo reto ganar la Champions en Kiev. La tercera consecutiva. La tercera en tres años. Ni un sólo tachón en las nueve eliminatorias que los blancos han disputado con él como mandamás.

"Yo creo que los resultados hablan solos por Zizou. Me tengo que rendir en halagos porque es la pura realidad. Estamos orgullosísimos de que sea él quien lidere este barco. Cuando tira de palmarés calla muchas bocas", respondió Ramos el día antes de jugar en el Bernabéu ante el Bayern.

Ese “calla muchas bocas” al que Ramos se refiere es a todas esas voces críticas que acusan a Zidane de ser meramente “un alineador”, de aturdirse en partidos que se complican y de ser incapaz de buscar soluciones a tiempo. Él mientras enseña esa media sonrisa tan suya y mira a su siguiente objetivo. Su tercera final de Champions. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?